Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Con acentos verdes y grises, Batte Interioristas reforma este apartamento sofisticado y práctico.

La vivienda que reforma Batte Interioristas se ubica en el barrio de San Gervasi – Glavany, en Barcelona. Se trata de un piso de 120 m2 que debía cumplir la función de ser práctico, acogedor y cómodo para sus propietarios que viven y trabajan en Madrid.  

Un lienzo color hueso con toques verdes y grises  

Llegar a Barcelona después de trabajar en Madrid y sentirse como rápidamente en casa fue el desafío de Batte Interioristas a la hora de reformar este piso. Sus dueños, trabajan y viven la mayor parte del año en la capital, pero necesitaban un lugar donde quedarse en Barcelona cuando vuelven a visitar familia y amigos.  

molduras, columna, planta interior

Para ello, Batte Interioristas decidió por reformar este piso de Barcelona en un apartamento práctico, cómodo y acogedor. El objetivo era instalarse y marcharse de la vivienda sin complicaciones. El piso, de 120 m2, se encuentra en la calle Muntaner, concretamente en el barrio San Gervasio – Galvany.  

comedor blanco y gris, mesa de mármol, lámpara vintage, sillas oscuras, columnas

En la elegante vivienda predomina el color hueso en casi todas las estancias, que fue combinado con verde y gris intenso para aportar más carácter. En la zona de dormitorio, se optaron por papel pintado y colores pasteles para dulcificar el descanso de los niños de la familia.  

Enfatizar el clasicismo de un piso de Sant Gervasi  

Batte Interioristas reforma este inmueble de manera sencilla, dada la buena base que ya tenía el piso. Muebles italianos, a medida y clásicos acentúan el estilo clásico del departamento, donde predominan columnas y molduras

piso blanco y verde, molduras, columnas, cuadro verde

Las paredes de este apartamento de Barcelona fueron enyesadas y pintadas con pintura plástica. En algún caso se aprovecharon las molduras y artesonados existentes previamente, mientras que en otras estancias Batte Interioristas añadió cuarterones de molduras para unificar el estilo en toda la casa

cocina gris oscuro, lamparas amarillas

La reforma continuó en la cocina y baños, donde se recuperaron los pavimentos antiguos, ya que eran coherentes con la tipología de finca y la decoración general. Fue en la cocina donde se optó por el color gris para aportar personalidad, lo que supuso cambiar las encimeras y los frontales de la cocina.  

lavabo moderno, mueble de baño madera, espejo redondo

Muebles y obras de arte recuperadas  

Para Batte Interioristas, es crucial poder trabajar con elementos que sus clientes contaban anteriormente. En este caso, la vivienda fue decorada con cuadros que antiguos y lámparas de la propietaria. También se sumaron muebles nuevos o hechos a medida, como los cabeceros de la cama, realizados por el tapicero de Bate Interioristas, o el sofá y pufs del salón comedor hechos por el mismo estudio.

Fotografía: María Pujol

Artículos relacionados

Cristal, madera y tres patas: la historia detrás de la mesa de café Noguchi

Top 8 jardines: proyectos de interiorismo que son el refugio perfecto para disfrutar del verano.

Jung estrena nuevas oficinas en Madrid con un juego de líneas curvas y rectas diseñadas por Wanna.

Cazú Zegers, la poética forma de hacer arquitectura