Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Restaurante de cocina asiática Shiro, del chef Paco Pérez. Con interiorismo de Sandra Tarruella y ubicado en el Castillo de Peralada.

Shiro es el restaurante asiático que se asienta en el Castillo de Peralada.

Los jardines del icónico castillo acogen el restaurante Shiro, la nueva apuesta del Grupo Peralada y el chef Paco Pérez. El equipo de Sandra Tarruella Interioristas firma este diseño que fusiona la esencia mediterránea con la estética asiática, creando un establecimiento acogedor y elegante.

Una situación privilegiada

Shiro está ubicado en los pabellones que diseñó el estudio GCA Architects en el Castillo de Peralada, un entorno único para una propuesta ambiciosa. El lugar, que previamente había sido utilizado como escenario para el Festival del Castell de Peralada, era diáfano y abierto. ¿El objetivo? Convertirlo en un espacio íntimo y acogedor.

Los jardines del castillo de Peralada acogen el restaurante asiático Shiro.

Un gran logo retroiluminado corona la puerta de entrada del restaurante, la cual solía actuar como acceso de mercancías. A su lado, un gran muro de piedra natural consigue que el restaurante se integre a la perfección en su entorno natural.

Puerta de entrada de Shiro, con un cartel retroiluminado sobre una puerta pivotante de madera.

Elegancia asiática

El interiorismo camina de la mano de su propuesta gastronómica. Por ello, el estilo asiático predomina en la decoración de su interior. 

Interiorismo de Sandra Tarruella para el nuevo restaurante Shiro. Cuenta con una estética asiática.

Al fondo del local, se ha incorporado un telón realizado en fibras naturales que recuerda a los típicos paneles japoneses (o shoji). Está compuesto por varias cuadrículas irregulares, rompiendo ligeramente con la sobriedad del estilo. A su vez, en su faceta más funcional, el telón hace las veces de separador de estancias y oculta la entrada a baños, cocina y guardarropa.

Paneles de fibras naturales actúan como telón de fondo del restaurante. Interiorismo de Sandra Tarruella.

Distribución y mobiliario

La distribución del espacio se genera a partir de la gran mesa ubicada en el centro, realizada artesanalmente en madera. Por otra parte, el perímetro interior está delineado por un banco que recorre todo el restaurante y garantiza unas vistas espectaculares

Paneles de fibras naturales actúan como telón de fondo del restaurante. Interiorismo de Sandra Tarruella.

El restaurante se divide en dos zonas que se distinguen por la elección de mobiliario, diferente para cada una. En la más cercana a la cristalera del restaurante se encuentran mesas dobles, con estructuras de hierro y sobres brillantes de Dekton, y sillas naturales. En el centro del local, mesas redondas realizadas en madera de nogal o piedra abujardada acompañadas por asientos más sofisticados.

Mesas y sillas se ven rodeadas por almendros en flor, haciendo homenaje a la esencia oriental del restaurante.

Juego de luces

La luz natural se cuela a diferentes alturas gracias a los visillos de lino que sobrevuelan todo el espacio, creando un interesante juego de luces sin ocultar las vistas al castillo. 

Visillos a diferentes alturas permiten que la luz entre en el restaurante Shiro sin ocultar las magníficas vistas al Castillo de Peralada.
Visillos a diferentes alturas permiten que la luz entre en el restaurante Shiro sin ocultar las magníficas vistas al Castillo de Peralada.

La iluminación del interior no se queda atrás: tres grandes lámparas de techo en forma de flor abrazan el local, aportando calidez. A su vez, gracias al material de fabricación (y también a los almendros en flor que las rodean), consiguen mantener la esencia oriental del proyecto.

La iluminación interior la conforman tres lámparas de techo en forma de flor. Interiorismo realizado por Sandra Tarruella.

Finalmente, y como guiño magistral a la tradición asiática, se han utilizado imágenes de Madama Butterfly, ópera representada en el propio festival de Peralada donde se ubica Shiro.

Un guiño a la tradición asiática es el cuadro que corona el interiorismo del restaurante Shiro, de la ópera Madama Butterfly.

Fotografía: Salva López

Restaurante Shiro Peralada. Carrer Sant Joan, s/n, 17491 Peralada, Girona

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

El Afán Moderno, un viaje por el modernismo de los años treinta.

Los 5 posts más leídos en abril 2022.

Elegante rehabilitación de un edificio de viviendas con terrazo, madera y color azul.

Lo mejor de junio 2022.