Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El bienestar de las personas es el gran reto en el diseño del espacio público.

La reconstrucción de la sociedad pospandemia plantea desafíos de toda índole. A los problemas globales preexistentes, como la crisis medioambiental, se suma ahora la necesidad de crear entornos más humanos, centrados en el bienestar de las personas que los habitan. En esta línea, el IED muestra tres propuestas concebidas para fomentar el sentimiento de comunidad, la calidez de los espacios y el contacto con la naturaleza, en un mundo que precisa una nueva mirada al espacio público.

Antropocentrismo espacial

Ante nuevos paradigmas, nuevas ideas. Nuestro modus vivendi ha experimentado un gran revuelo en los dos últimos años. En las grandes metrópolis, la relación individuo y comunidad-ciudad ha pasado a centrar el mayor desafío de una sociedad cada vez más necesitada de tranquilidad y contacto. El bienestar de los ciudadanos frente al entorno construido se ha convertido en el gran dilema. Se precisan nuevas infraestructuras, más humanas y experienciales, conectadas de verdad al tejido sociocultural de los barrios.

Con el foco puesto sobre esta nueva realidad, estudiantes de las tres sedes del IED Istituto Europeo di Design, en Madrid, Barcelona y Bilbao, han salido a la calle para analizar el espacio público y proponer soluciones que lo reformulen. Desde una visión transversal, empática, crítica y creativa, los estudiantes han trabajado conectados con el vecindario de distintos barrios de Barcelona, Madrid y País Vasco. A través de este vínculo a pie de calle, han concebido intervenciones e infraestructuras que transforman el entorno urbano con propuestas de valor. El diseño se entiende, así, como una herramienta al servicio de la responsabilidad social, además de evidenciar las inquietudes que mueven a las nuevas generaciones de creativos.

‘AQUÍ’, de Lea Karrasch, Clément Rames y Aquí Bcn

En Barcelona, la alumni Lea Karrasch (Bachelor of Arts in Product Design), en colaboración con el investigador urbano Clément Rames y Aquí Bcn, ha concebido una intervención en el barrio de Poblenou cuyo objetivo es crear una ciudad inclusiva, saludable y lúdica, calle tras calle. La instalación pone énfasis en la fuerza de la cocreación y se compone de distintas piezas de mobiliario urbano modular, todas fabricadas con materiales sostenibles (bancos de madera, hamacas hechas con redes de pesca). Su forma y distribución parte de una profunda investigación sobre la movilidad sostenible y el turismo. AQUÍ proporciona las herramientas a las personas para que estas desafíen su realidad y puedan reimaginar el entorno. Sus creadores tienen la convicción de que la participación cívica genera agencia colectiva.

Diseño-del-espacio-publico-IED-Diariodesign
Diseño-del-espacio-publico-IED-Diariodesign
Diseño-del-espacio-publico-IED-Diariodesign

Ha contado con la colaboración de Eixample Respira, Prou ​​Transit, Maragall Respira y Collectiu Superilla Poblenou.

Level Up, de Leyre Galera

Desde el IED Madrid, la estudiante Leyre Galera (Título de Grado en Enseñanzas Artísticas Superiores en Diseño de Interiores) ha propuesto renaturalizar la ciudad convirtiendo las azoteas y las últimas plantas de los edificios en selvas llenas de vida. El proyecto engloba diferentes edificios públicos madrileños, que traen la vegetación a la gran metrópoli. Teniendo en cuenta que el organismo humano mejora cuando está en contacto con la naturaleza (desde el sistema respiratorio al neurológico), la idea de aumentar la biodiversidad de las grandes urbes está a la orden del día.

Esperar y 32 cosas más

Las necesidades de los pacientes y los diferentes usuarios de los hospitales han sido aspectos clave para un proyecto de diseño de la nueva zona de espera del hospital oncológico de Donostia, conocido como ONKOLOGIKOA. ¿Y qué se hace en ella? Además de esperar, 32 cosas más: trabajar, tejer, descansar o, simplemente, resguardar la intimidad lejos de las miradas ajenas. Todas estas actividades surgieron tras numerosas reuniones y un taller de inmersión donde los estudiantes de Título de Grado en Enseñanzas Artísticas Superiores de Diseño de Interiores y sus tutores pudieron constatar las carencias que suelen presentar este tipo de espacios.

Así, se ha incorporado una biblioteca, un rincón con chimenea, zona de talleres, un espacio silencioso o hasta un bosque de ginkgos bilobaen en el patio central, donde la luz tamizada y las vistas acompañan a los usuarios para que el tiempo de espera sea más reconfortante. Un modelo más amable, centrado en el paciente, que aspira a convertirse en ejemplo para futuros proyectos.

El bienestar de las personas, como el gran reto en el diseño del espacio público.

Imagen portada: Proyecto Aquí, de Lea Karrasch, Clément Rames y Aquí Bcn

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Restaurante de cocina asiática Shiro, del chef Paco Pérez. Con interiorismo de Sandra Tarruella y ubicado en el Castillo de Peralada.

Shiro es el restaurante asiático que se asienta en el Castillo de Peralada.

Barcelona Design Week 2021. Es la hora del City Festival.

Una reforma muy mediterránea en Valencia, por Tamborí Arquitectes.

Selección Diariodesign: las alfombras, en realidad, son para todo el año.