Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La Casa Butanta de Mendes Da Rocha inspira este apartamento brutalista en Madrid.

Un techo, un suelo y un mueble. Así define el estudio de arquitectura MINIMO la reforma integral de este apartamento madrileño, inspirado en la arquitectura brutalista de Sao Paulo, en Brasil.

Vista del apartamento reformado por MINIMO en un estilo brutalista

La transformación de la vivienda, de 79 m2, situada en una torre de  trece plantas, ha supuesto todo un reto. En primer lugar Alberto Rubial Alonso y Sergio Sánchez arquitectos fundadores de MINIMO, han buscado generar un espacio amplio y fluido. Además, dar con la forma de integrar las numerosas conducciones y estructuras verticales que existen en un edificio de este tipo. Y todo ello sin perder la altura de los techos y potenciando, al mismo tiempo, toda la iluminación natural que recibe una planta alta.

Plano de la vivienda que ha experimentado una reforma integral por MINIMO

Un clásico de la arquitectura inspira la elección de materiales

Madera, suelo hidraúlico y hormigón los tres pilares de la escuela paulista, que siguen los arquitectos de MINIMO a la hora de reformar el apartamento.

«La respuesta» -explican los arquitectos- «la encontramos en la claridad y la calidez de los espacios de la arquitectura paulista«. Ellos han tomado como referencia la vivienda del arquitecto Paulo Mendes Da Rocha (1967 en Sao Paulo, Brasil). Un clásico de la arquitectura, La Casa Butanta, donde la crudeza de las estructuras e instalaciones vistas conviven con materiales como la madera o el mosaico hidráulico. Son los mismos elementos (el hormigón, la madera de abedul y un suelo hidráulico) que han elegido los arquitectos de MINIMO para la reforma. Los pilares vistos, el hormigón y el blanco y la madera le dan al apartamento ese aire brutalista propio de este movimiento arquitectónico.

Todas las conducciones se han dejado a la vista en el apartamento

Un pavimento de mosaico hidráulico unifica el espacio

La cocina, en blanco y madera, inegrada en el ambiente
La luz natural baña todos los ambientes del apartamento brutalista reformado por MINIMO

Siguiendo esta inspiración y la filosofía de MINIMO, estudio especializado en la optimización del espacio, la vivienda se ha ordenado para crear ambientes fluidos y flexibles. Se han separado las zonas de día y de noche. El espacio principal, la sala de estar, la cocina y comedor se ha unificado mediante un pavimento de mosaico hidráulico de Pinar Miró. Combina piezas lisas  en los bordes y piezas geométricas en el espacio central. Esto, junto a la losa de hormigón armado original, crea un espacio continuo articulado.

Un único obstáculo interrumpe la visión horizontal del ambiente diáfano. Se trata del mueble de abedul exento de la cocina, que cuenta con una encimera Itop Silk natural de Inalc. Las estructuras de cocina y el armario Metod y Pax son de Ikea. Y toda la carpintería PCV de Kömmerling.

Otra vista de la cocina en la que se ven todas las conducciones a la vista
La luz natural potencia el blanco elegido para la cocina

Madera, blanco y cemento

La madera, el blanco y el color cemento del hormigón  marcan la pauta decorativa, sin apenas mobiliario y solo suavizada por los tonos cálidos de los motivos geométricos del hidráulico y las numerosas plantas de hoja verde que habitan los diferentes rincones. En cuanto a la iluminación, es igualmente mínima, a base de focos. Y con bombillas que cuelgan desde las mismas conducciones del techo.

Las plantas verdes ponen el toque de color y cálido en el apartamento brutalista reformado por MINIMO

Una organización tan simple como innovadora

Vista de la mezcla de materiales y suelos

El resto de la casa  se ha resuelto de una forma muy sencilla. «Se empaquetan los cuartos de baño en espacios contiguos», explican los arquitectos. Así se reducen las conducciones. A la vez, se separan los dormitorios de las zonas comunes, salón, comedor y cocina, mediante profundas embocaduras, que contienen los módulos de almacenamiento.

Los cuartos de baño, los únicos espacios con puertas, mantienen el mismo esquema: blanco, madera clara y una modernidad funcional; los lavamanos exentos son de Roca.

Los baños del apartamento, actuales y funcionales
Cerámica y madera en el baño, con mobiliario blanco y lavamos sobrelavabo de Roca
La zona de ducha, junto al área de lavabo

Estudio MINIMO logra su reto en la reforma del apartamento: conseguir un espacio mayor y más sencillo a base de soluciones innovadoras que sacan el máximo partido a cada metro disponible y dentro de un estilo brutalista, al gusto de sus propietarios.

Fotografía:  Davit Ruiz

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

concurso utopicus madrid design festival

Concurso Utopicus: diseña un coworking que fomente la creatividad y la innovación.

Masquespacio nos transporta al universo setentero de Jacques Tati.

Nuevo look para una casa en la playa por Isabel López Vilalta.

RosanFlor, una floristería de diseño en Ontinyent (Valencia).