Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Villa Sesom: una casa «a lo Mies» en Girona.

El fuerte desnivel y la integración topográfica son los puntos de partida de esta casa en Caldes de Malavella. Incrustada en el terreno, su única fachada a la calle es la cubierta de hormigón. Un proyecto de Jaime Prous Architects.

Villa Sesom

Al estilo de Mies van der Rohe, la Villa Sesom juega con el hormigón, el vidrio y los patios para abrirse al impresionante entorno que la rodea: el PGA Catalunya Golf Resort de Caldes de Malavella.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Comprimido entre los dos planos horizontales de la cubierta y el suelo, su interior alberga un espacio infinito en otro finito. Dentro, una secuencia de patios y planos acristalados genera un sorprendente juego de reflejos y vistas cruzadas.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Caleidoscopio de reflejos

Convertida en un caleidoscopio de reflejos desde donde se atisba el verde paisaje, la casa logra así incorporar el exterior en el interior, confundiendo al usuario, que no sabe si está fuera o dentro.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Sin puertas ni paredes convencionales, nada separa estancias ni usos de forma precisa. Sólo cinco cajas oscuras, dispuestas aparentemente al azar, ordenan el espacio. Puertas modelo Graphis de Rimadesio dan acceso a las estancias más privadas, como los baños o las zonas de almacenamiento.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

«Para acceder a la casa hay que adentrarse en la tierra», señalan desde Jaime Prous Architects. Una sensación potenciada aquí por los muros de contención que se funden con el color de la arcilla y penetran en el interior.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Una gran isla con canto laminado en color blanco alpino preside la cocina, equipada con el sistema B3 de Bulthaup.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

La cubierta, única fachada desde la calle

Única fachada desde la calle, la losa que define la cubierta de hormigón levita ingrávida por encima del espacio habitable, apoyada en la apenas perceptible envolvente de vidrio. Para potenciar el efecto, se ha optado por una carpintería empotrada de Cortizo.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

La intervención juega con contrastes y opuestos: la fluidez de la losa de hormigón frente a la rugosidad de los muros de piedra de travertino a corte de sierra natural; o la fluidez de los espacios con la hermeticidad de las cajas.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Con una superficie de 300m2, el proyecto explora formas más distendidas de habitar, en relación con la naturaleza y sin renunciar al confort que la tecnología ofrece.

Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe
Villa Sesom en Caldes de Malavella. Jaime Prous Architects. Estilo Mies van der Rohe

Fotografía Adrià Goula

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Diez proyectos que rompen los prejuicios sobre las casas prefabricadas.

#FF Acabadomate, Francesc Rifé, Food Design en ELISAVA, Masquespacio y renders.

Minimalismo nórdico y tradición mediterránea en Mallorca.

lámparas front verde biblioteca nationalmuseum estocolmo diariodesign

Verdes curvas en la biblioteca del Nationalmuseum.