Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Cómo convertir un par de sótanos en dos pisos de 45m2.

La optimización del espacio es la especialidad del estudio madrileño Mínimo. Alberto Rubial y Sergio Sánchez saben mejor que nadie sacar la máxima amplitud con el mínimo esfuerzo. Lo averiguamos en su proyecto M02, donde transforman dos antiguos sótanos en pequeños pero apetecibles hogares.

Sacar el mejor partido de cada m2

Alberto Rubial y Sergio Sánchez, al frente del estudio de arquitectura Mínimo, saben que en los tiempos que corren el espacio es un lujo que escasea. En las grandes ciudades, sobre todo la suya, Madrid, las viviendas son cada vez más pequeñas. Por este motivo se han especializado en aportar soluciones eficaces para esta creciente tendencia. Soluciones que pasan, obviamente, por aportar ideas innovadoras que concurran con un desarrollo sostenible.

Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. plantas

Su trabajo se fundamenta en tres ejes: diseño modular, distribución flexible y construcción sostenible. Conciben cada uno de sus proyectos bajo estos pilares. Como resultado: casas diseñadas a partir de módulos sencillos, con muebles cambiantes que se adaptan según necesidades y todo focalizado hacia el ahorro energético.

De sótanos a hogares, en el barrio de Salamanca

El proyecto M02 de Mínimo es un claro ejemplo de su trabajo en la optimización del espacio. Ubicados en el preciado barrio de Salamanca había dos pequeños sótanos que el propietario quiso transformar en viviendas. Dadas sus dimensiones (45m2 cada uno), una de las premisas estaba clara: que no hubiesen tabiques y que se maximizara cada metro cuadrado.

Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Sofá y cocina
Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Mueble de Abedul

Muebles de abedul y acero inoxidable

El estudio vio claro que había que articular el proyecto a través de mobiliario flexible hecho de abedul. Además, con el objetivo de multiplicar la luz, optaron por una gran pieza de acero inoxidable que reflejara los rayos entrantes.

Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Mueble de acero
Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Mueble de acero
Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Mueble de acero inoxidable

La sensación de amplitud se potencia también con un simple turco: que las grandes piezas de mobiliario no lleguen a tocar el techo. Este detalle refuerza la continuidad del espacio.

Terrazo y libre circulación

Otra elección acertada para agrandar el volumen de la vivienda fue el suelo de terrazo porcelánico. Además de ser tendencia, el hecho de que éste se prolongue hasta el patio exterior aumenta su extensión.

La distribución de las estancias (dos dormitorios, un salón, comedor y cocina y baño) también se maximiza eliminando los espacios de circulación y usando en todo momento materiales sencillos y cálidos.

Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Baños
Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Ducha

M02, del estudio Mínimo, es pura inspiración para aquellos que busquen sacar el máximo partido a una vivienda de menos de 50m2.

Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Salón
Piso Mínimo 45m2 en el barrio de Salamanca. Reforma. Recibidor

Fotografía © Amorespictures

Artículos relacionados

salon con sofa azul, molduras en el techo, casa en paris

8 sofás de colores que se convierten en protagonistas de cualquier espacio.

Lo más leído: en la variedad está el gusto (y el buen diseño).

Estas son las claves para entender por qué los edificios de madera son tendencia.

Esta clínica veterinaria en València es un oasis de paz y confort para los animales.