Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Elena Minguela
9 mayo 2012

Studio Mode firma Graffiti Cafe en Varna, Bulgaria, reinterpretando el trabajo de Escher.

Graffiti Café, una original cafetería ubicada en un boutique hotel situado en el puerto comercial más importante de Bulgaria, a orilla del mar Negro, está concebida "como continuación natural de la arquitectura".

El área que ocupa la cafetería se ha separado en dos zonas: la zona que da al exterior se trató de abrir a la calle, a modo de escaparate; mientras que la zona más interior está dispuesta a un nivel más alto y está marcada por el techo.

El verdadero desafío para Studio Mode fue resolver los problemas funcionales relacionados con la ventilación, el sonido y la acústica. Así que basándose en la obra de M. C. Escher se creó una estructura única que resuelve dichos problemas y crea una estética original y atractiva.

Las columnas recubiertas de paneles de madera dispuestos transversalmente al eje cuya forma fluye hacia el techo consiguen una insonorización perfecta y la prolongación ideal hacia la Galería de Arte Moderno que está situada en el piso superior del edificio.

El mobilario ha sido elegido acorde con el interiorismo, realizado en madera y lacado en blanco con cantos negros en los sobres de las mesas. La iluminación es discreta y centrada en destacar la estructura de madera de techo y columnas.

Fotos: 3inSpirit

 

 

Artículos relacionados

Somos Nido: el ‘caliu’ como bandera detrás de Norrsken Barcelona y la Llave de Oro

De Madrid al cielo: una colorida buhardilla reformada por Gon Architects

Una mesa de centro o un asiento: la historia detrás del banco Nelson

4Retail pone la alfombra de cuadros rojos y negros a Vicio