Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Maison Clark: la casa en torno a la cocina.

Un diseño funcional, que maximizase la luz y se adaptase al estilo de vida de sus habitantes y el paso de las estaciones, fue el principal objetivo que el studio con sede en Montreal, la SHED architecture se propuso en esta intervención. Una reforma integral de una casa en la que sólo se ha conservado la fachada principal, y que los arquitectos han organizado a lo largo de un eje longitudinal que ordena la planta y define los acabados, texturas, huecos verticales, escaleras y ventanas.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_11
maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_04
maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_15

Entre la escalera y el jardín trasero, y protagonista de la intervención, la cocina ocupa un espacio a doble altura por el que resbala la luz. Un gran claustro al que vuelca una zona de estudio que, situada en el entresuelo, se abre al jardín a través de generosos planos acristalados.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_10
maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_03

La madera de pino que reviste el suelo de la cocina, el techo y las paredes de la escalera añade calidez al espacio y contrasta con el acabado en acero blanco de la escalera, potenciando además el efecto de luminosidad que inunda toda la vivienda.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_02
maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_07
maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_06
Como un volumen sólido en el tramo que comunica la planta baja con el entresuelo, la escalera se transforma en un plano metálico que va plegándose según asciende a las plantas superiores, creando impresionantes juegos y contrastes de luz.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_09 maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_13 maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_14 maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_19 maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_20

El excepcional tratamiento de la luz, la estudiada distribución de las estancias y el carácter práctico del mobiliario hacen de esta casa una lugar privilegiado para vivir. Un ambiente sereno y tranquilo, donde sus habitantes disfrutan una experiencia arquitectónica única, que evoluciona continuamente con el paso de las horas y las estaciones.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_12

La situación de los espacios de servicio –almacenamiento, baño y zonas de circulación– en la planta baja y orientados a calle, genera la privacidad necesaria en el resto de las estancias. Una ‘barrera de intimidad‘ que, delimitada por el vestíbulo, interrumpe la arquitectura vernácula de la fachada principal.

maisonclark_lashedarchitecture_maximebrouillet_17

Paneles de cedro oriental dispuestos en espiga definen la nueva fachada trasera. Un diseño dinámico, con el que los arquitectos han tratado de romper la rigidez de la estructura ortogonal, y donde una puerta corredera amarilla aporta un toque lúdico a la intervención. La misma madera de cedro en espiga que cubre la fachada se ha utilizado para las pasarelas que recorren en zig-zag el jardín.

Fotografía: Maxime Brouillet

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Navarro Baldeweg: primera gran restrospectiva en el Museo ICO.

SpainLab en la Bienal de Venecia: siete arquitectos de vanguardia en el pabellón español.

El minimalismo geométrico de la Casa Pitchs, finalista a los Premios FAD.

Un nuevo Treehouse Hotel. Vamos de safari a la ‘sabana’ del condado de Kent.