Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Los orangutanes del Zoo de Barcelona tienen nueva casa.

Diseñar un nuevo hogar para los orangutanes del Zoo de Barcelona ha sido el encargo al que se ha enfrentado el equipo de Forgas Arquitectes, liderado por Joan Forgas, Dolors Ylla-Català, Cristina Goenaga y Pedro Gil. Un proyecto para unos habitantes ‘poco convencionales’, en el que los arquitectos se han empapado en el estudio de esta especie, tan cercana y lejana al mismo tiempo.

“Los orangutanes son la única especie de póngidos asiáticos y habitan en las junglas lluviosas de las islas de Borneo y Sumatra. A diferencia de gorilas y chimpancés, los orangutanes no viven en grupos familiares pero tienen una compleja vida social” explican los arquitectos. Su alta capacidad cognitiva, fuerza y ​​destreza, que hacen de ellos grandes ‘escapistas’, muy hábiles a la hora de manipular, accionar y deconstruir mecanismos, fueron aspectos que condicionaron el diseño de la instalación.

Forgas arquitectes
Y:191 Orangutans ciutadella191projecte191executiu191Etreball

La compleja vida social de los orangutanes conlleva la necesidad de crear distintos espacios que permiten un uso flexible. Con un total de 2.300m2, la instalación se compone de un recorrido para el público y 4 ambientes para los orangutanes: dos espacios climatizados, que permiten el cobijo cuando la climatología es adversa, y dos espacios abiertos y ajardinados donde los animales pueden disfrutar del sol y un ambiente más natural.

Forgas arquitectes

Todos los ambientes para los orangutanes están conectados entre sí mediante dos accesos para evitar, en caso de disputas, posibles acorralamientos entre los animales. Y es que, como cuentan los autores del proyecto, “algunos machos tienen unas protuberancias faciales que, además de conferirles un aspecto característico, van asociadas a un carácter mucho más solitario y dominante. Estos ejemplares superponen su territorio a varias hembras adultas con sus crías y son relativamente tolerantes con los machos sin protuberancias pero no admiten la presencia de otros machos que si que tengan”.

Forgas arquitectes

Lograr la cercanía necesaria entre cuidadores y animales, sin descuidar la seguridad fue fundamental a la hora de diseñar un espacio que asegurase un buen nivel de limpieza y desinfección, aprovisionamiento de alimento y agua y, sobre todo, flexibilidad en el manejo de un complejo grupo social, con la posibilidad de realizar entrenamientos, revisiones y tratamientos veterinarios.

Y:191 Orangutans ciutadella191projecte191executiu191Etreball Y:191 Orangutans ciutadella191projecte191executiu191Etreball

La multiplicidad de ambientes y estructuras promueven tanto la actividad y estímulo de los animales como su posible descanso y tranquilidad, permitiendo así que desarrollen conductas propias de su especie de manera similar a cómo lo harían en sus hábitats naturales. Diferentes elementos verticales en forma de percha facilitan que los orangutanes, con una locomoción básicamente arborícola, puedan desplazarse por todo el espacio.

Forgas arquitectes
Forgas arquitectes

Con el bienestar de los orangutanes como punto de partida, la intervención proporciona al visitante una visión intimista y compleja, sin renunciar a la abstracción y la expresión de la arquitectura y del paisaje que la rodea. Grandes vidrieras separan los espacios cerrados, generando espacios luminosos y diáfanos en los que se generan interesantes vistas cruzadas, tanto de la instalación como de sus habitantes. Se diluyen así los límites entre los distintos recintos, potenciando la continuidad entre ellos.

Forgas arquitectes
Forgas arquitectes

Los espacios exteriores aprovechan un antiguo foso obsoleto para recrear una hondonada de rocas en la que fluye una cascada que alimenta un arroyo. Convertido en un límite seguro, el agua permite buena visibilidad y proximidad a los visitantes, al mismo tiempo tiempo que evita el intrusismo. Además, el sonido de la cascada aísla al visitante del entorno próximo y favorece la intensidad de la visita.

Forgas arquitectes

El bosque de bambúes que rodea la instalación actúa como diafragma de entrada. Ya dentro, las pérgolas vegetales que acompañan el recorrido del público generan un ambiente sombreado, con los miradores ‘camuflados’ entre la vegetación.

La caza furtiva y la inexcusable deforestación de las selvas hacen de los orangutanes una especie en peligro de extinción. El Zoo de Barcelona participa en la Programa Europeo de Cría en Cautividad (EEP) con un notable éxito reproductor que se ha concretado en el nacimiento de cinco ejemplares de orangutanes en los últimos años.

Fotografía: Simon Garcia | arqfoto

Zoo de Barcelona

Parc de la Ciutadella, 08003 Barcelona
www.zoobarcelona.cat

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

arquitectura de Aires Mateus cabañas de pescadores

Cabañas de pescador de ensueño, en el Alentejo.

Do It Together de la Plataforma HUSOS, arquitectura reversible de cartón y Velcro en Matadero de Madrid.

¿Arquitectura y diseño para un futuro más igualitario? El debate está servido.

Villa Dalí, una casa en Holanda inspirada en el pintor surrealista.