Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

KAAN Architecten: nueva sede para el Tribunal Supremo de Holanda.

Elegante y funcional, contundente y etéreo, macizo y refinado son los adjetivos que definen al nuevo edificio del Tribunal Supremo de los Países Bajos, situado en el centro histórico de La Haya y obra de KAAN Architecten.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-sebastian-van-damme (4)

© Sebastian van Damme

El edificio ocupa 18.000 m2 y alberga una plantilla de 350 personas. Está ubicado a lo largo del Korte Voorhout, una ruta real que conecta varios edificios institucionales con el Parlamento y al vecino parque Malieveld. Este entorno arbolado interactúa con el que el nuevo edificio a través de la vitalidad comedida de sus fachadas.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-sebastian-van-damme (3)

© Sebastian van Damme

Seis estatuas de bronce señalan la entrada principal, resuelta con un único panel de vidrio que sutilmente marca la transición entre la calle y el interior. La transparencia del edificio refleja a la vez la accesibilidad que ofrece al público, así como la firmeza y la claridad de juicio.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (25)

© Fernando Guerra

El hall de entrada, en el que se encuentran las salas de audiencias y la sala de prensa, constituye la zona pública que en un espacio a doble altura abarca toda la longitud del edificio.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (7)

© Fernando Guerra

Para el pavimento y los muros se ha elegido una piedra caliza de color gris claro de una bella textura aterciopelada.
KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (8)

© Fernando Guerra

Las salas de audiencia principal y secundarias -para un público de 200 y 80 personas respectivamente- se distinguen por sus muros de alabastro traslúcido con vetas marrones.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (10)

© Fernando Guerra

En el centro del hall principal, entre las dos salas de audiencias, cuelga la obra Hoge Raad de la pintora holandesa Helen Verhoeven, especialmente creada para este edificio.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (7)

© Fernando Guerra

helen-verhoeven-johannes-schwartz-architecten-supreme-court-of-the-netherlands

© Johannes Schwartz

Los pisos superiores alojan oficinas, una biblioteca, un restaurante, y salas de consejo y de reuniones.

La luz invade el interior a través de varios grandes lucernarios, configurando el corazón de las distintas dependencias del Consejo (Raad) y la Oficina del Procurador General (Parket).

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (12)

© Fernando Guerra

Los dos departamentos se identifican mediante el uso de diferentes materiales: el mármol Marmara Equator con sus vetas verticales caracteriza las dependencias del Consejo, mientras que el orgánico mármol Skyline las de la Oficina del Procurador General.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (17)

© Fernando Guerra

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (21)

© Fernando Guerra

La luz y la comunicación visual que existe entre los diferentes espacios inspiran la interacción social, el intercambio de ideas y opiniones y las reuniones informales.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (19)

© Fernando Guerra

Tres de las fachadas del edificio están expuestas al sol a lo largo de todo el día. En ellas el control climático se realiza a través de unos amplios cajones de vidrio que no sólo evitan que penetre el calor y el frío, sino también el ruido del tráfico.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (31)

© Fernando Guerra

No obstante, estas ventanas se pueden abrir si se desea, mientras que los toldos y filtros de luz también se pueden regular individualmente. Esta doble protección controlada produce una fachada en capas, plana y sin embargo volumétrica, un matiz sutil que añade aún más elegancia al conjunto.

KAAN-architecten-supreme-court-of-the-netherlands-fernando-guerra (26)

© Fernando Guerra

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Renaissance Barcelona Fira Hotel. Jean Nouvel crea un refugio natural en una torre de palmeras.

Atmósfera danesa en un nuevo fast-food madrileño: Magasand Columela, de Juan Carlos Fernández.

Óscar Vidal recicla pistas de bolos de madera en el restaurante Ozone Bowling de Moraira, Alicante.

La arquitectura contemporánea conquista los Alpes.