Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Visitamos una vivienda del Bosco Verticale: ‘el rascacielos más bonito del mundo’.

Bosco Verticale: Una fusión de naturaleza y arquitectura en Milán

Milán crece a un ritmo vertiginoso y su paisaje urbano está cambiando de forma radical. Bosco Verticale (Bosque Vertical), un innovador proyecto residencial, diseñado por Stefano Boeri Architetti, que culminó en 2014 y que cuenta con la certificación LEED® Oro, ofrece una interesante perspectiva de una futura metrópoli. Las dos torres que conforman Bosco Verticale son muestra de que la naturaleza y la arquitectura pueden convivir en perfecta armonía. De hecho, la vegetación de este edificio es una parte integral de su estructura, y no un mero elemento decorativo.

Visita Privata: arte e architettura convivono dentro Bosco Verticale

.

“La idea surgió de mi pasión por el mundo de los árboles”, explica el arquitecto Stefano Boeri. “Hace algunos años trabajé en Dubai, una ciudad en la que se levantaban decenas y decenas de rascacielos de vidrio. Fue entonces cuando empecé a plantearme la posibilidad de trabajar con otro material que no implicara un gasto de energía tan elevado. Así nació la idea de diseñar una fachada viva, un edificio que ‘respirara’…, donde, por supuesto, los árboles serían los protagonistas. Poco a poco, esta idea se fue convirtiendo en el proyecto Bosco Verticale”, dice.

En 2015, el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (o CTBUH por sus siglas en inglés), una organización internacional sin ánimo de lucro financiada por el Instituto de Tecnología de Chicago, EE. UU., catalogó el Bosco Verticale como el rascacielos más bello e innovador del mundo. “En este edificio existe una relación entre la arquitectura y la naturaleza muy distinta a la tradicional. Bosco Verticale es un rascacielos para árboles que acoge también seres humanos. Desde el principio se concibió como un espacio construido en torno a la presencia de árboles. Esto hizo de su arquitectura algo innovador y de su diseño, un experimento para nosotros”.

Appartamento Bosco Verticale

.

Las más de 17.000 plantaciones del edificio incluyen 780 árboles de 60 especies distintas. Todos son visibles desde cualquier lado de las torres para crear un efecto visual que recuerda a un jardín suspendido. Entre la vegetación se pueden encontrar encinas, manzanos, hayas, así como una amplia variedad de arbustos más pequeños, como la lavanda, la azalea y la camelia, ubicados entre los árboles de copa alta.

Este manto de vegetación proporciona sombra en verano y ayuda a depurar el aire. Colocados en terreno llano, los árboles de cada edificio ocuparían unos 7.000 metros cuadrados de bosque. En términos de densificación urbana, esta cantidad de árboles cubriría un área de viviendas unifamiliares de cerca de 75.000 metros cuadrados. La vegetación se riega mediante un sistema de filtración de aguas grises.

El proyecto ya se está reproduciendo en ciudades como Lausana, Suiza, con la Torre dei Cedri (Torre de los Cedros). “Esto es lo mejor de mi profesión: tener la oportunidad de innovar, de crear algo que antes no existía”, comenta Stefano. “Este proyecto me llena de orgullo, pues se trata de un tipo de arquitectura sin precedentes que nos permite creer en un futuro más sostenible, más verde —y no solo gracias a los parques, sino ahora también mediante el uso de la vegetación como elemento fundamental de una estructura arquitectónica”.

Appartamento Bosco Verticale
Appartamento Bosco Verticale

.

El piso de Simona es un espacio ligero, neutro y tranquilo. El mobiliario es minimalista, y en la paleta de colores predominan los tonos beige en las zonas de estar y los tonos grises en los dormitorios. “Coima Image se encargó de supervisar el diseño de interiores”, explica Simona. “Hemos trabajado con ellos en la selección de muebles. Queríamos vivir en un hogar donde el arte contemporáneo tuviera su función. No buscábamos crear una sala de exposición de muebles. De hecho, el mobiliario que escogimos es muy minimalista y se limita a lo esencial”.

Appartamento Bosco Verticale

.

Una obra del conocido escultor y artista inglés Richard Long preside el salón. Esta pieza, realizada a mano y en una sola tarde para esta vivienda, hace uso del color y los materiales para proyectar una de las formas preferidas del artista: el círculo. Este salón cuenta con unas elegantes piezas de mobiliario tapizadas de Poltrona Frau. Para el centro de esta estancia, Simona eligió un clásico: la mesa con ruedas de FontanaArte, diseñada por Gae Aulenti en 1980.

Appartamento Bosco Verticale
.
Appartamento Bosco Verticale

.

Junto al ventanal de estilo contemporáneo observamos una obra escultórica de la mano de otro renombrado artista inglés, Tony Cragg, titulada Social Situation. “No quería ocupar una zona tan importante de la vivienda con un simple sofá y una mesa. Quise darle al espacio el valor que merecía”, explica Simona. “Elegí una obra de arte que transmitía una agradable energía y hacía uso de una amplia variedad de materiales”.

Appartamento Bosco Verticale

.

Los muebles del salón y el comedor guardan un perfecto equilibrio entre el estilo moderno de mediados de siglo y el contemporáneo. Los materiales se eligieron cuidadosamente para proporcionar un entorno neutro a las obras de arte, por lo que predominan las distintas tonalidades de blancos, el marrón y el negro. La mesa de comedor, una pieza vintage de gran tamaño diseñada por Mario Bellini, cuenta con patas de metal y una parte superior de vidrio, otorgándole una ligereza que contrasta con la pesadez de la estructura de metal. La complementan a la perfección seis sillas LC7 de cuero marrón de Cassina. Su diseño es obra de Charlotte Perriand y se remonta al año 1927.

“Cuando nos instalamos aquí en septiembre de 2014, las plantas eran mucho más pequeñas”, recuerda Simona. “Han crecido muchísimo en cuestión de un año, y cuando florecen en primavera están preciosas. Además, nosotros nos limitamos a admirar y disfrutar de la vegetación, ya que el edificio se encarga de su cuidado y mantenimiento, incluidas las tareas mensuales en el interior de cada vivienda y la contratación y organización de los jardineros ‘voladores’, que van descendiendo desde la parte superior del edificio para podar y arreglar las plantas de mayor volumen. Las especies varían de una planta a otra y su distribución está estrictamente regulada en base a la altura y la exposición climatológica”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Martín Azúa insufla vida animal y vegetal al interior de sus nuevos objetos.

Burkard Meyer y KriskaDecor llevan la lluvia al showroom de Talsee en Suiza.

Abierto el plazo de comunicaciones para el “I Congreso Edificios Inteligentes”

10 Albergues 2.0: la suma alojamiento, comodidad y diseño puede ser igual a buen precio.