Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La calle entra en el restaurante Ombú, de Palma.

El restaurante Ombú, en Palma de Mallorca, va más allá de mimetizarse con el ambiente del barrio. Literalmente ha recreado una plaza, la de la Reina, en versión diseño. Detrás del proyecto está alguien con mucha imaginación y que siempre nos sorprende: Pedro Scattarella y su estudio Dissenyados.

Ver más proyectos de Pedro Scattarella en diarioDESIGN

 

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 2 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 3 (Copiar)

La céntrica plaza, con acceso al barrio del Born, y el ombú, el famoso árbol que lleva arraigado siglos en ella, se han colado dentro del local, dividido en dos plantas. El nombre del restaurante es, pues, un homenaje a este árbol originario de la Pampa.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 4 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 5 (Copiar)

La copia es fiel en algunos casos. Por ejemplo, el techo del comedor de abajo recrea las hojas del ombú, las cuales simulan cobijar a los clientes del mismo modo que el árbol proporciona sombra a los vecinos desde tiempos inmemoriales.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 6 (Copiar)

El techo del salón de arriba, por su parte, simula el tronco del árbol. Ambos, eso sí, en formato de acero, con lo cual el resultado final tiene un sabor tradicional pero con un sello moderno.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 7 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 8 (Copiar)

Más recreaciones: la bancada del comedor de abajo hace las veces de los bancos de la plaza. La barra del bar es el banco zigzagueante. El forjado de hierro que recorre el techo separando  los dos ambientes –bar y comedor– es la glorieta. La cocina a la vista, obviamente, es el kiosco.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 9 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 10 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 11 (Copiar)

Lo único que queda fuera de la plaza es la Sala Incògnit, que como dice su nombre en catalán, va de incógnito. En la segunda planta y detrás de una puerta metálica muy vieja y descuidada, hay un salón a todo lujo, con pan de oro incluido en la mesa de cristales. Aunque, al igual que en comedor adjunto, desde allí se divisan la plaza y su fuente.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 12 (Copiar)
Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 13 (Copiar)

Los materiales utilizados para la plaza son tan auténticos como el exterior. Para los bancos se ha utilizado piedra de binissalem y marés, los dos mármoles más típicos de Mallorca. El suelo, por supuesto, es de adoquín y recrea, incluso, las antiguas vías del Tranvía que pasaba por la plaza.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 14 (Copiar)

Del resto de materiales destaca el techo de cobre envejecido de la cocina así como los suelos de  madera y las paredes estucadas de la segunda planta.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 15 (Copiar)

En cuanto a la iluminación, las ramas del árbol contienen luminarias ambientales hacia el techo y lámparas de forma redonda que van manchando el suelo y las paredes.

Restaurante Ombu de Pedro Scattarella 16 (Copiar)

Fotografías: Nando Esteva y Pedro Scattarella.

Ombú
Plaza La Reina
Palma de Mallorca
www.ombupalma.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. febrero

    Vaya sitio mas chulo, como me gusta, que agradable…

Artículos relacionados

Denim Drift, el azul de la temporada.

Barcelona Design Tours. Conoce la mejor Barcelona de la mano de b-guided y diarioDESIGN.

Nimú Interiorismo diseña un loft alegre y familiar en Malasaña.

The Barnhouse: Kate Moss se pasa al interiorismo.