Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Butaca Basic de Lagranja: diseño danés con toque mediterráneo.

Basic es el primer objeto autoproducido por el estudio Lagranja, surgido de la necesidad de un proyecto. Al amueblar el nuevo Hotel Chic & Basic Ramblas, los diseñadores necesitaban una butaca atractiva y que encajara en un presupuesto muy ajustado. Y simplemente, la crearon a medida. Ahora se ha convertido en un producto industrial, que puede adquirirse online.

Lee el reportaje completo sobre el nuevo Hotel Chic & Basic en diarioDESIGN.

Basic es una butaca con estructura en madera maciza de haya y acabado barnizado mate al agua. El asiento y el respaldo están tapizados en tejido o en piel, versatilidad al gusto del cliente, con tejidos seleccionados entre las mejores colecciones de las firmas más exclusivas del sector.

Desde lagranja explican “A menudo nos preguntan: ¿Dónde puedo comprar esa butaca? o ¿Cómo puedo conseguir esa lámpara?… la respuesta siempre era la misma: Lo sentimos, desafortunadamente se ha hecho exclusivamente para este proyecto y no está a la venta. Hasta ahora.”

Fotografía: Meritxel Arjalaguer y Fotodisenny

Puedes comprar la butaca Basic en la web de lagranja.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Slowpoke Café de Sasufi en Melbourne, atmósfera acogedora de elementos reciclados.

Mariscal diseña la portada del último número de The New Yorker

Exposición Ingenio Sorprendente. Visiones actuales del Diseño Austríaco.

Dalston House: Leandro Erlich pone ‘patas arriba’ una típica casa victoriana.