Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Actitud cosmopolita acompañada de un ambiente familiar y relajado para la nueva tienda de Cruciani en Milán.

Desarrollar deseos y darles una forma tangible. El lema de Luca Caprai, fundador de la marca de ropa italiana Cruciani, mundialmente famosa por sus “braccialetti” de la suerte. El trabajo realizado por el arquitecto Marcello Pianosi en la nueva tienda de Milán, es fiel al estilo de la firma. Exclusivo, lujoso, atemporal, delicado y, sin embargo, con un punto informal e íntimo. Los materiales han sido la clave para lograr este resultado.


La segunda tienda de la firma en Milán, situada en la Via Verri, se divide en dos plantas. La atmósfera de la primera viene a representar la exclusividad de la firma y presenta una intención más cosmopolita,  mientras que el ambiente cálido de la segunda está asociado al carácter artesanal de Cruciani, especializada en la fabricación de prendas de cachemir y seda.

El tono de la tienda lo marca la pared del escaparate cubierta de ónix, una piedra pulida utilizada en decoración y joyería y que aquí se presenta a modo de tejido para “expresar la delicadeza” de sus productos, ha dicho la firma.

Las dos plantas tienen como común denominador la imperante presencia de la madera en el suelo y parte del mobiliario. Pero luego tiene detalles que aportan sofisticación como la escalera, hecha de una resina especial de efecto brillo/mate y que, en la primera planta, se prolonga en una bancada que recorre gran parte del local.

También se ha utilizado plexiglás para algunas estanterías y muebles.

El negro, el beige y el nogal de la madera son los colores principalmente utilizados, combinados de manera que creen profundidad en el espacio.

En la segunda planta, donde la madera gana en presencia para crear una mayor calidez, se ha introducido el color rojo en algunos elementos. Esto rompe con la monocromía del nogal y los tonos grises de la ropa, y crea un ambiente  más informal, con un punto hasta divertido.

Este aspecto también se aprecia en las líneas del mobiliario. En general sigue líneas sencillas, pero elementos como el banco de la primera planta o los asientos y objetos rojos de la segunda son los que diferencian las dos atmósferas de la tienda.

Por último, la luz artificial juega un papel importante ya que ayuda a resaltar la sofisticación, los ambientes y los colores de las prendas mediante la intensificación y el color de la luz.

Fotografías cortesía de Cruciani.

 

Cruciani
Via Verri ang. Via Bigli 2
Milán
www.cruciani.net

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

vinçon

Hoy, presentación para todos los públicos en la Sala Vinçon. Instalación X127 Y230 E8 y DEMO.

1 40plumas

Corazón de cristal: Barcelona quiere un horno de vidrio soplado.

chicandbasic ramblas lobby_apertura

La Barcelona más canalla de los ’70 renace con Lagranja en el nuevo hotel Chic&Basic Ramblas.

01 Proyecto Cais Mauá Panoramica 600x600

b720 Fermín Vázquez Arquitectos proyectará el nuevo frente portuario de Porto Alegre (Brasil).