Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El Museo San Telmo, rehabilitado por los arquitectos Nieto Sobejano, se adentra en la montaña encantada.

El Museo San Telmo de San Sebastián entra en el siglo XXI con paso decidido de la mano de un ambicioso proyecto de rehabilitación y ampliación. Obra de los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, el nuevo museo ha basado su propuesta en la recuperación del edificio original y en la realización de nuevos pabellones, ganados a las entrañas del monte Urgull, que ha permitido ganar espacio para nuevos usos en perfectas condiciones. En total, el proyecto ha durado cuatro años y la inauguración de los nuevos pabellones está prevista para mañana, martes 19 de abril

Foto de Iker Odriozola

 

Foto de Donostia Kultura

El convento dominico del siglo XVI, que constituye la base del museo, ha recuperado los volúmenes originales, como el claustro, la iglesia, la torre y las capillas y se han eliminado las estructuras añadidas en el s. XX, que habían ido modificando su concepto original a través de los años. Además, los elementos constructivos originales de piedra y madera se han saneado, limpiado, consolidado y restaurado.

Foto de Iker Odriozola

 

Foto de Donostia Kultura

La ampliación llevada a cabo por el estudio madrileño Nieto Sobejano Arquitectos se ha concretado en un nuevo pabellón, bajo el monte Urgull al borde del mar, destinado a albergar los nuevos usos culturales y comerciales, a facilitar el acceso del público y las colecciones.

Foto de Donostia Kultura

 

Foto de Iker Odriozola

 

Precisamente para minimizar el impacto visual, lo más llamativo de la ambiciosa remodelación llevada ahora a cabo es la fachada, en la que se ha creado un muro vegetal inspirado en las rocas horadadas por el agua y el viento, de las que surgen líquenes y musgos.

Foto de Iker Odriozola

La piel del nuevo edificio está construida con 3.000 planchas con perforaciones, realizadas a base de aluminio fundido. De algunas de ellas, saldrán plantas formando un manto vegetal verde, que irá cambiando según las estaciones. El efecto se ha conseguido gracias a muros de paredes vegetales provistas de riego y control fijadas a la parte posterior de estos paneles. Se crea así “un nuevo muro vegetal, profundo y ligero, que se apoya en la diferencia topográfica existente y que oculta en su interior dos pabellones”, indican Nieto Sobejano.

Foto de Iker Odriozola

Además del efecto estético, las perforaciones no vegetales permiten la entrada de luz natural y aire en el edificio, proyectando sombras y haces de luz en el interior. Durante las horas nocturnas, una instalación tras los paneles hará emerger al exterior la luz a través de estos orificios. Los encargados de desarrollar esta textura fueron los artistas guipuzcoanos Leopoldo Ferrán y Agustina Otero.

Foto de Donostia Kultura

El edificio histórico y una parte de la planta superior de los nuevos pabellones albergarán la colección permanente del Museo San Telmo, que se inaugurará el próximo martes, 19 de abril. En total, tras la ampliación y remodelación, el museo contará con cerca de mil metros cuadrados de superficie, entre el nuevo edificio y las capillas del convento.

Foto de Iker Odriozola

El resto de los nuevos pabellones incluye una biblioteca abierta al público, un salón de actos con capacidad para 300 personas, varias salas para actividades, laboratorios y talleres y la tienda del museo. La planta inferior del nuevo edificio albergará un restaurante concebido como un centro de experimentación gastronómica.

Foto de Donostia Kultura

La construcción del edificio junto a la ladera del monte Urgull ha necesitado una excavación profunda, para la que se ha sido necesario planificar una cámara para evitar humedades, conducir las instalaciones y facilitar el transporte de las colecciones temporales.

Foto de Donostia Kultura

 

Foto de Iker Odriozola

Asimismo, la cubierta de la iglesia del s. XVI ha exigido colocar una sobrecubierta metálica autoportante, que protege del viento y de la lluvia los lienzos de gran formato de José María Sert que se encuentran en su interior.

Ficha técnica

Museo San Telmo
Proyecto y Dirección de Obra: Nieto Sobejano Arquitectos
Concepto y Desarrollo de Fachada: Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano en colaboración con Leopoldo Ferrán y Agustina Otero
Aparejador (Dirección de Ejecución): Miguel Mesas
Arquitecto de Proyecto (Nieto Sobejano Arquitectos SLP): Miguel Ubarrechena
Empresa Constructora: U.T.E. San Telmo Amenábar/Moyúa

 

Fotos: Iker Odriozola, por cortesía del Museo San Telmo, y Donostia Kultura, según indicado.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

chiringuito mokai barceloneta_ppt_portada 02

Chiringuito Mokai en la Barceloneta, colorista y muy natural.

Silla Libre en Hat Gallery: 40 creadores valencianos interpretan la silla Latten.

maping sant pau eina apertura

La Navidad late en un espectáculo digital mapeado sobre el Hospital de Sant Pau.

1 biblioteca liyuan

Biblioteca Liyuan: literatura y naturaleza se dan la mano a las afueras de Pekín.