Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Redacción
29 mayo 2024

Casa do Sobreiro, una casa que honra a un alcornoque centenario

El proyecto residencial, realizado por el estudio de arquitectura e ingeniería portugués Skemba, tiene sus raíces en el árbol alcornoque. La casa ha sido diseñada para honrar y destacar esta especie, integrando el inmueble en su entorno natural de forma respetuosa y orgánica.

Casa do Sobreiro es un proyecto residencial con sello portugués, a través del trabajo del estudio de arquitectura e ingeniería Skemba. El proyecto es una casa unifamiliar que gira en torno a un elemento remarcable de la zona: un alcornoque centenario. Tal y como expone el nombre del proyecto, ya que sobreiro significa alcornoque en portugués, la casa ha sido diseñada para honrar y destacar esta especie, integrando el inmueble en su entorno natural de forma respetuosa y orgánica.

Un alcornoque centenario como elemento central

La superficie de la casa ocupa cerca de 730 metros cuadrados, aunque la construcción ha sido en un área de 318 metros cuadrados. Está ubicada en una pequeña zona rural en la parroquia de Figueiró, en Amarante (Portugal). A partir del gran alcornoque, dándole valor y promoviendo la armonía con la construcción, la propuesta respeta los caminos cercanos y las construcciones vecinas que cuentan con varias décadas de existencia. La exposición solar y el paisaje también jugaron un papel crucial en el diseño.

Desde la parte del inmueble que da a la calle, la casa se cierra a la carretera, destacando únicamente el volumen de entrada, mientras se abre hacia el sur para abrazar el paisaje y el espacio de jardín. El volumen superior, realizado en corcho, se extiende hacia afuera con respecto a la planta baja, realizada con ladrillo visto, acercándose al majestuoso alcornoque, respetando su marquesina, y creando un área cubierta que sirve como extensión de la zona social. En el lado opuesto, junto a la construcción existente, el volumen de la planta baja se aleja y gana altura, creando una pequeña piscina que da a la terraza y balcón del dormitorio.

Interior de Casa do Sobreiro © Ivo Tavares Studio

Por dentro, la casa ha sido diseñada para una familia de dos adultos y dos niños. Su interior está repartido en diferentes espacios claramente definidos. En la planta baja, todas las zonas están conectadas: entrada, sala de estar, lavabo y cocina. La fluidez y comunicación deseada entre espacios se logra a través del espacio de doble altura en el área de sala de estar, desde donde se puede circular hacia los tres dormitorios.

La casa pretende coexistir armoniosamente con el gran alcornoque, respetando siempre su presencia y otorgándole el debido protagonismo e importancia, sin comprometer la función y el disfrute del espacio exterior.

Fotografía en portada: © Ivo Tavares Studio

Artículos relacionados

klinker-madrid-m15-diariodesign-portada

La vivienda M15 se viste de klinker rojizo

De la Sierra Madrileña al caso antiguo de Pamplona: un paseo por las nueve mejores casas pasivas de España

Daniel Libeskind: emoción y narrativa para el rey de los ángulos

Una alegoría sobre la presente crisis climática y social inspira el Guest Lounge de ARCO 2024