Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
María Bertero
24 abril 2024

Martha Schwartz: el paisajismo como herramienta para conjugar sostenibilidad y colores

Considerada una de las mejores paisajistas de la actualidad, Martha Schwartz se caracteriza por el uso audaz del color, la forma y los materiales para crear paisajes urbanos únicos y dinámicos. En España dejó su huella de la mano de Dominique Perrault con quien diseñó Madrid Río.  

La arquitectura al servicio del paisaje  

Ya sea en la academia, en los libros o en los mejores despachos, la arquitectura y el paisajismo suelen ir por separado. O en el caso de Martha Schwartz, son elementos indisociables. Esta arquitecta y paisajista de vocación ha sabido conjugar lo mejor de ambos mundos para combinarlos en obras cuasi artísticas donde el paisaje se convierte en un lienzo para diseñar en pos de la sostenibilidad y el color.  

Bagel Garden

Nacida en Filadelfia (Estados Unidos) en 1950, Martha Schwartz estudió Bellas Artes en la Escuela de Arte y Arquitectura de la Universidad de Michigan. Al término de su carrera realizó un máster en Arquitectura del Paisaje en la misma universidad y comenzó a colaborar en el estudio del arquitecto paisajista Peter Walker, con quien se casó y asoció años más tarde. Allí, Schwartz comenzó a explorar la conexión entre la tierra, el arte y el paisaje.  

Sus primeros trabajos como paisajista se realizaron en el ámbito privado, como el proyecto de su propio jardín Bagel Garden, que nació con la idea de sorprender a Walker a la vuelta de un viaje. El diseño consistía en un jardín con grava púrpura y estructuras con formas de panes bagels dispuestos de manera geométrica.  

Socios MSP

Tras divorciarse de Walker, Martha Schwartz funda en 1990 su propio estudio de arquitectura, que sigue aún vigente con otros tres socios y tiene sedes en Nueva York, Londres y Shaghái. A lo largo de su trayectoria, la estadounidense se ha encargado de combinar elementos artísticos, formas, colores y aportar un fuerte aporte sostenible a sus proyectos.  

Sus principales trabajos  

Desde su despacho MSP, Martha Schwartz diseña e implementa soluciones paisajísticas creativas para plazas o parques, pero también para clientes del sector residencial, institucional o corporativo. En concreto, la paisajista busca siempre crear equilibrio entre la humanidad y la naturaleza y fomenten la biodiversidad y protejan el medio ambiente.  

Fengming Mountain Park

Los diseños de Schwartz y su equipo se han extendido a más de cuarenta países. En Viena, por ejemplo, realizaron un master plan para el North Hospital donde se fusiona el límite entre el exterior y el interior con un sistema lineal que se extiende desde el hospital hasta los jardines, diseñados con un enfoque terapéutico. Tal y como sucede con varios de sus diseños, el agua es el principal elemento conectivo de la propuesta.  

Fengming Mountain Park es uno de sus proyectos en China, con una extensión de 16.000 metros cuadrados. El parque es una demostración de cómo el ámbito público urbano puede expresar una identidad única. Unas esculturas danzantes en color rojo y naranja se alinean en la entrada del recinto para atraer a los visitantes.  

Place de la République

Schwartz también estuvo a cargo del rediseño de la Plaza de la República de París devolviéndole al enclave su carácter de plaza donde la gente pueda relajarse, comer, caminar e interactuar. Una parte clave del proyecto fue trabajar con los ingenieros de tráfico de la ciudad dentro del marco político para desviar el tráfico, así como también con con el departamento de parques de la ciudad para preservar todos los árboles sanos existentes. En España trabajó junto al arquitecto Dominique Perrault en el macroproyecto del parque de Madrid Río.  

Premios y reconocimiento 

Schwartz también estuvo vinculada al ámbito académico como profesora en Harvard y además tiene un doctorado en ciencias por la Universidad de Ulster. Entre sus reconocimientos, personales y del estudio, se encuentran el Premio Honorario de Diseñador Real para la Industria de la Royal Society for the Encouragement of Arts, Manufactures and Commerce; el Premio Nacional de Diseño Cooper-Hewitt Museum; el Premio a la Excelencia Mujeres en Diseño de la Sociedad de Arquitectos de Boston; Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Universidad de Ulster en Belfast, Irlanda; y más recientemente, un premio del Consejo de becarios de la Sociedad Estadounidense de Arquitectos Paisajistas. 

Artículos relacionados

Brasilia: la utopía urbanística de Latinoamérica que desafía el paso del tiempo

casa-eñe-madrid-albar-diariodesign-portada

La madera y el minimalismo del nuevo proyecto de Albar

moma-logroño-oficinas-proyecto-portaada

La centenaria “casa del jardincito” renace en pleno centro de Logroño

Cracovia: arquitectura y urbanismo histórico como testimonio de la riqueza de Polonia