Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Prefabricadas o de obra: ¿Cuánto cuesta (de verdad) construir una piscina?

Tener una piscina en casa es, sin duda, el sueño de muchos. La llegada del verano y las altas temperaturas hacen que deseemos contar con un mini oasis en casa . Pero ¿cuál es el precio de una piscina? Resolvemos las dudas en cuanto a modelos, materiales, consejos de instalación o construcción y diseño para que tengas la piscina ideal en casa.  

El precio medio de una piscina ronda los 14.000 euros  

Tener una piscina en casa es el sueño de muchos. Pero también es sabido los altos costes que genera no sólo la construcción, sino el mantenimiento de una piscina privada. Si eres de los que aún no está decidido a construir una piscina, te resolvemos todas las dudas y damos las mejores ideas para tener un oasis en casa. En España, el precio medio para construir una piscina es de 14.000 euros, pero el coste total varía en función al tipo de piscina y materiales utilizados.  

Piscina exterior
© Del Río Bani

Este precio no contempla otros tipos de gastos que conlleva la construcción de una piscina como el proyecto y licencia de obra, que ronda los 2.000 euros y las tasas municipales, que varían dependiendo la Comunidad Autónoma. Además, es importante tener en cuenta los costes de mantenimiento de la piscina, que pueden ser de entre los 500 y los 1.000 euros anuales.  

piscina en jardín
© Asier Rúa

Las características y la calidad de los materiales son otros de los factores que inciden en el precio final de la construcción de la piscina. A su vez, debe tenerse en cuenta la profundidad que se desea en la piscina, ya que también la cantidad de agua que requiera influirá en el valor el valor de la misma. Llenas una piscina con forma de riñón de tamaño medio puede llegar a costar hasta 1.000€ de agua.

¿Qué tipos de piscina hay y cuál es su precio?

Como hemos dicho, existen diferentes tipos de piscinas y casi que las hay para cada bolsillo. Las piscinas de obra suelen ser las más requeridas a nivel residencial y a menudo suelen de ser de hormigón, convirtiéndose en las más duraderas. De todos modos, las piscinas de obra son las más caras del mercado, rondando los 700 euros el m2.  

Las piscinas prefabricadas, por su parte, requieren de una instalación menos complicada por lo que también su precio se abarata. Este tipo de piscina suele estar recubierta de poliéster y fibra o de acero y liner, dando como resultado final unos 10.000 euros con instalación incluida. Todo esto suponiendo que la piscina prefabricada es de suelo, ya que también han cobrado mucha popularidad las piscinas prefabricadas elevadas, que no necesitan de excavación.  

Piscina elevada

Si nuestro presupuesto es menor, podemos optar por piscinas desmontables o hinchables, que suelen ser muy bien aprovechadas en lugares donde los días de calor y buen tiempo escasean. Si bien este tipo de piscinas no requieren obras, lo que abarata su precio, es aconsejable colocar una base de cemento. Las hay de madera (alrededor de 1.600 euros), acero (1.000 euros) y PVC (140 euros).  

Otros aspectos a tener en cuenta, como accesorios y el tiempo que se tarda en construir una piscina

Se tarda aproximadamente 6 semanas en hacer una piscina, aunque todo depende de la orografía del terreno, de los requisitos técnicos, tamaño, profundidad y pericia de lo profesionales que hayas elegido. No olvides que además de construir la piscina también tendrán que encargarse del cuarto de mantenimiento y de la instalación del motor y la depuradora. Además de los tipos y materiales de piscinas hay que considerar otros aspectos que influirán en el precio como por ejemplo las escaleras, necesarias en casi todos los modelos. Para las piscinas de obra se suelen escoger también escaleras con la misma factura, utilizando los mismos materiales para darle un aspecto integrado. Las escaleras prefabricadas son de plástico, resina o poliéster, mientras que las llamadas escaleras romanas son de forma redondeada, aportando un aire acogedor y menos formal.  

Piscina en casa de la Costa Brava, por GSDB Arquitectos
© Meritxell Arjalaguer

El contenido de la piscina también es crucial para lograr no sólo un buen aspecto sino también una mayor durabilidad. La cloración del agua puede ser tradicional o salina, siendo la última más cara, pero de menor mantenimiento. También es importante proteger la piscina de algas, residuos cosméticos como aceites o cremas solares o la contaminación con árboles, arbustos y plantas que están cerca de la piscina.  

Artículos relacionados

Mikamoka Studio firma la nueva oficina de Idónea Comunicación

Diseño sensorial y mobiliario a medida en el nuevo espacio retail de WOW Concept

Mesa E1027 de Eileen Gray: la pionera en voladizo que desafió las convenciones del diseño moderno

Colores pastel, espacios diáfanos y materiales reciclados en Casa Paloma, lo nuevo de Yeyé Estudio