Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El diseño de la Gen Z es sostenible, inclusivo y más humano.

Recientes estudios revelan que las principales inquietudes de la generación post-millennial giran en torno a la sostenibilidad, la cultura de la diversidad, la inclusividad y la salud mental. Esto, trasladado al terreno del diseño, se materializa en propuestas centradas en potenciar el bienestar de las personas. Hoy nos fijamos en dos proyectos de los alumnos del Istituto Europeo di Design (IED) en España que muestran el diseño como motor de cambio a través de servicios, entornos y productos más sostenibles y humanos.

El diseño de la Gen Z

Rondan los 20 años. Están creciendo en un contexto complejo, incierto, lleno de interrogantes sobre el futuro del planeta y de las personas que lo habitan. Según indican todos los estudios, y a pesar de vivir totalmente digitalizados, la llamada Generación Z, también conocida como centennials o post-millennials, ha salido de la pandemia con una clara voluntad de humanizar el entorno.

Los estudiantes han tomado absoluta consciencia sobre las necesidades reales de las personas y las han puesto en el centro. Entienden el diseño, más que nunca, como una palanca fundamental para el cambio hacia una sociedad tecnológicamente más humana. . Una visión holística y de servicio que supera las consideraciones meramente estéticas.

A la manifiesta e incuestionable preocupación por la sostenibilidad – que venía siendo su principal inquietud-, se suma ahora una evidente voluntad por diseñar productos y espacios, pensados, sobre todo, para mejorar la vida de las personas. Así lo constatan los últimos proyectos de los estudiantes del  IED, con tres sedes en España (Madrid, Barcelona y Bilbao).

Diseño terapéutico para trastornos actuales

Rodrigo Vega Virgili, alumno de Diseño de Producto del IED Madrid, ha creado un dispositivo terapéutico llamado Tingle para tratar la hipertonía y la hipotonía (relativas a problemas de movilidad) en pacientes infantiles. El mecanismo incorpora sonidos ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma) que estimulan tanto el sistema muscular, como el sistema nervioso durante la terapia. Tingle, además, puede aplicarse a pacientes con trastornos de ansiedad, falta de concentración, depresión e insomnio; todas ellas afecciones que han aumentado durante la pandemia.

La biblioteca del futuro

Este creciente interés por el bienestar de las personas es extensivo a todas las modalidades del diseño. Daria Gorkun, estudiante de Product Design del IED Barcelona, ha diseñado un sistema mobiliario de formas orgánicas concebido para humanizar espacios públicos y compartidos, imaginando cómo serán las futuras bibliotecas. Como respuesta al reto planteado por la empresa SEDUS, que desafiaba a los estudiantes a pensar nuevas experiencias educativas, la colección Midori reinterpreta las bibliotecas de mañana como «santuarios de información que deben favorecer el aprendizaje a través de un ambiente de calma y paz». Para ello, Gorkun ha empleado materiales naturales y formas suaves, redondeadas, que conectan con la naturaleza. Son, además, piezas de mobiliario funcionales, con almacenaje tanto físico, como digital (incorporan materiales de consulta con tecnología de realidad aumentada).

Design thinking, la clave de todo

La creatividad se ha convertido en un elemento vital para pensar y dar solución a las problemáticas actuales y anticiparse a las venideras. Con esta vocación, IED forma a la futura generación de diseñadores sirviéndose de metodologías específicas como el design thinking o técnicas de prototipado rápido. El objetivo es educar a los próximos profesionales, capaces de dar respuesta a cualquier reto desde un pensamiento crítico y creativo. Porque no basta solo con tener buenas ideas, sino que es necesario saber llevarlas a cabo de la manera más resolutiva, humana, equilibrada y sostenible.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

El pabellón Àgora València de WDCV se convierte en la plaza mayor del diseño.

10 caprichos de diseño para gozar del verano 2022.

Cocina color burudeos de Sierra + de la Higuera en Madrid

Vuestros 5 proyectos favoritos esta semana en Diariodesign.

¿Por qué el papel pintado de los 70 vuelve a estar en auge?