Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Tot Cor, o sobre cómo apelar al amor en tiempos de corona.

El proyecto Tot Cor de Pepa Reverter recobra, hoy más que nunca, su sentido más profundo. El vibrante jarrón con forma de corazón, que nació casi como consorte del célebre florero Shiva de Ettore Sottsass, ha ido agrandando su identidad con el paso de los años. Customizado por reputados artistas, solidario con la ELA y concebido para reivindicar el amor en su sentido más noble, Tot Cor encarna los valores que tanto necesita el mundo actual.

COR, de Pepa Reverter

Hecho artesanalmente en cerámica, con un vibrante y brillante color rojo pasión, la silueta de COR (corazón en catalán) no puede ser más reconocible, adorable y entrañable. De proporciones perfectas para ser emparejado con su homólogo Shiva, el fálico florero de Ettore Sottsass (1973), marca de la casa BD Barcelona, la artista Pepa Reverter lo diseñó en 2018 con la idea de crear un proyecto -más que un producto- que apelase a los valores fundamentales que constituyen la riqueza del ser humano; el amor, la bondad, la ética, el respeto, la generosidad y la fraternidad, entre tantos otros.

Tot Cor Project. Pepa Reverter
© Eugeni Aguiló

Así, lo que aparentemente parecía un simple jarrón con la archiconocida morfología del corazón, fue adquiriendo entidad propia. Partiendo del símbolo más universal para representar el amor, Pepa Reverter ha convertido algo tan abstracto como un sentimiento, en algo tangible, cargado de significado.

Tot Cor Project. Pepa Reverter
© Marcela Grassi

Tot Cor Project

Su COR no es un florero. Es un mensaje, una declaración de intenciones, una reivindicación a la que pronto se sumaron otros diseñadores, artistas y creativos. COR pasó a ser Tot Cor, aumentando la familia en algo más que numerosa. Juli Capella, Lolita Cortés, Rosa Cortiella, los díez, Meritxell Duran, Catalina Estrada, Jaime Hayon, Javirroyo, Miralda, Marre Moerel, Sergio Mora, Lázaro Rosa-Violán, Anna Ruiz, Jordi Torres y Ramón Úbeda se animaron a customizar su propio jarrón corazón, creando una fantástica y variopinta diversidad de diseños. Quince piezas peculiares, cada una de su padre y de su madre, muestran un abanico bastante representativo de la diversidad cultual que nos rodea.

Amor con flores, Sergio Mora Foto ©Eugeni Aguilo
Amor con flores, Sergio Mora. Foto © Eugeni Aguiló
SPRING con flores, Rosa Cortiella  Foto ©Eugeni Aguilo
SPRING con flores, Rosa Cortiella. Foto © Eugeni Aguiló
El beso, Juli Capella  Foto ©Eugeni Aguilo
El beso, Juli Capella. Foto © Eugeni Aguiló

Tot Cor. El Diseño del Amor

Sin duda alguna, tanta riqueza plástica había que compartirla. Y así se hizo. Durante un año -pandemia aparte- el Museo Nacional de las Artes Decorativas de Madrid ha expuesto las quince obras bajo el título Tot Cor. El Diseño del Amor. La exposición aún se puede visitar, curiosamente, hasta el 14 de febrero, día de San Valentín. En ella te dará la bienvenida el banco-COR XXL que la empresa Adaequo ha producido adhoc en tecnología de impresión 3D.

Tot Cor Project. Pepa Reverter
Tot Cor Project. Pepa Reverter

Solidaridad con la ELA

En coherencia con los valores que reivindica el proyecto, y como hay que predicar con el ejemplo, Tot Cor aporta parte de los beneficios de su venta a la Fundación Miquel Valls, una entidad privada y sin ánimo de lucro, que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

Love story, Anna Ruiz Foto © Eugeni Aguiló
Love story, Anna Ruiz. Foto © Eugeni Aguiló
Laberinto de pasion,losdiez Foto ©Eugeni Aguilo
Laberinto de pasión, los díez. Foto © Eugeni Aguiló

En los tiempos que corren, el proyecto Tot Cor cobra más sentido que nunca. La iniciativa promueve valores que, tras todo lo acontecido durante el último año, han adquirido una importancia transcendental. Tot Cor no nos anima a darle al like, sino al corazón, el auténtico; el que sigue batiendo dentro de cada uno de nosotros. El mismo que nos recuerda que nuestra solidaridad para con los demás no puede detenerse. Especialmente en tiempos de pandemia.

Corazones, Jordi Torres Foto ©Eugeni Aguilo
Corazones, Jordi Torres. Foto © Eugeni Aguiló
Tienes un corazon de oro, Ramon Ubeda  Foto ©Eugeni Aguilo
Tienes un corazón de oro, Ramón Úbeda. Foto © Eugeni Aguiló

¡Te regalamos un Tot Cor!

Si quieres un Tot Cor rojo diseñado por Pepa Reverter, participa en el sorteo que hemos preparado en nuestras redes a través de este enlace. Tienes tiempo hasta el 14 de febrero 2021.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. Tere Lange Ebri

    Tot cor és més que una escultura. És el símbol de l’amor en majúscula, de l’amor per la mare, a la vida, a l’art, a la generositat i a les bones persones. Les flors que poguem posar-hi dintre lluiran molt més pel ric fons d’aquest jarro que les mantendrà més vives. Enhorabona, Pepa Reverter, per aquest projecte tan gran i emotiu, i a tots els artistes que hi han col·laborat.

Artículos relacionados

Air Bubble, la burbuja purificadora de aire de ecoLogicStudio, en la COP26.

Materia Gris: los nuevos biomateriales del diseño.

Dos Alemanias y dos diseños, en el Vitra Design Museum.

‘Inteligencia para la vida’, la apuesta sostenible de España para la Expo Dubái 2020.