Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
piso en Barcelona Bárbara Aurell Coderch

De Coderch a Aurell: un piso en Barcelona que brilla con luz propia.

El estudio Espacio en Blanco encabezado por Bárbara Aurell firma una reforma en el edificio de las Cocheras de Coderch en el que la luz natural es la clave.

El proyecto nació con unos requerimientos muy específicos: adaptarse a las necesidades de una familia numerosa, en un piso que dispone de una impronta muy especial: las popularmente conocidas como “Cocheras” de Coderch son un ejemplo de arquitectura racionalista, con fachadas de ladrillo visto y un enfoque marcado hacia el exterior.

Bárbara Aurell y su equipo han llevado a cabo un giro radical en la distribución, para conseguir espacios más abiertos y una entrada más fluida de luz, la auténtica protagonista de la nueva vivienda.

luz natural en piso bárbara aurell cocheras de coderch barcelona

La casa respira un aire mínimal, muy arquitectónico y lineal. Se ha escogido el uso de materiales nobles en cada rincón; entre ellos, la laca en un gris verdoso para los muebles, mármol blanco macael arenado, y estantes en hierro lacado a modo decorativo.

El primer paso fue abrir la casa hacia la fachada. Uniendo las estancias de la parte delantera, el estudio consiguió convertir las ventanas en una terraza interior soñada. Se apostó también por unir la cocina al salón, en una solución práctica y amplia.

cocina y salón piso bárbara aurell coderch

Para separar los ambientes, se han utilizado unas correderas en cristal y roble que permiten la entrada de la luz, haciendo que a su vez la cocina participe en la vida familiar.

cocina piso en barcelona cocheras coderch

El espacio salón-comedor va más allá de la simple redecoración. Precisamente para que crear amplitud, Bárbara decidió eliminar pequeñas habitaciones y sobre todo pasillos: el piso, de estructura clásica llena de recovecos, ha cobrado nueva vida.

Una vivienda con mucho arte y diseño

También han sumado en este propósito el parqué de madera de roble maciza y los colores de las lacas naturales, con diferentes tonos de marrón trabajados con blanco y con un punto de verde.

La mesa del comedor se encuentra enmarcada en la cristalera y acompañada por un conjunto de sillas Thonet. Un toque simple pero elegante y cómodo para una estancia en la que desayunar y comer a diario.

Los clientes deseaban que el mueble de la entrada abrazara el primer espacio y se alargara hasta la zona del salón. De color tostado, abarca todos los armarios de almacenaje y permite a la dueña del piso «sentarse tranquila con un ordenador y poder trabajar desde casa». Así tiene un home office a medida.

home office en piso en barcelona mueble de la entrada
mueble entrada piso en barcelona bárbara aurell coderch

Para crear cierta intimidad en la zona del sofá se pensó en una pared transparente. Y la solución fue una maravillosa librería de DePadova en hierro negro, que acoge el espacio, ya que a través de ella podemos ver la pared que se adentra hacia las estancias. El sofá en forma de L, por su parte, llena el salón ofreciendo amplitud y comodidad.

estantería de padova piso espacio en blanco barcelona

Como guinda del pastel, en todas las reformas de Bárbara Aurell persiste su afán de incorporar el arte como parte indispensable de sus intervenciones. En este caso, el salón está presidido por un cuadro de Regina Giménez y una fascinante fotografía de Nina Antón. En la entrada, la familia ha querido colocar su herencia familiar, con dos cuadros de Ràfols Casamada y Aguilar Moré. Y protagonizando el cabezal de la cama se ha escogido una pieza del artista Bruno Ollé.

cuadro gina giménez salón piso espacio en blanco barcelona
dormitorio con arte bruno ollé piso en barcelona

Emplear el color para transmitir alegría

Por último, se ha buscado que la alegría de las habitaciones de los niños llegue gracias al color. Del mismo modo que la casa mantiene tonos muy naturales, para los niños se apostó por colores vivos, incorporándolos gracias a estanterías de hierro diseñadas a medida: en amarillo para la niña, junto con una mini colección de arte, y en azul eléctrico para los chicos.

habitación en color amarillo piso en barcelona
habitación color azul para niños piso en barcelona bárbara aurell

La afición por el surf de los más pequeños de la casa se ha visto plasmada en la pared, gracias a un original papel pintado.

papel de pared surf habitación infantil piso en barcelona bárbara aurell cocheras de coderch

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 comentarios

  1. […] Home office en el recibidor […]

  2. […] Home office en el recibidor […]

Artículos relacionados

Jordi y la fábrica de chocolate.

run run run restaurante sano en madrid

Cuidarse es más fácil en Run Run Run.

Espacio camper

La primera «tienda reciclada» de Camper, en Málaga.

Acceso

Casa Biblioteca: un refugio para la desconexión.