Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Un cobertizo de luz en Londres.

Diseñar y fabricar un espacio a medida donde alojar su propio estudio de arquitectura ha sido el objetivo que el arquitecto Richard John Andrews se propuso con este proyecto.

Situado en la parte trasera del jardín de una casa adosada en el este de Londres, el nuevo volumen está fuertemente condicionado por el entorno donde se sitúa. El acceso, a través de una vivienda recientemente reformada, hizo necesario optar por una paleta de materiales sencilla y ligera, que facilitase la construcción in situ.

cobertizo en londres de richard john andrews

Sostenible y a medio camino entre el trabajo y el juego, el estudio se diseña flexible y dinámico. Se permite así cambiar su uso: de lugar de trabajo a espacio de reunión con familiares y amigos. Con capacidad para dos o tres personas, su distribución facilita el movimiento y cambio, dependiendo de las tareas a realizar. Este dinamismo materializa el espíritu del arquitecto londinense. «Siempre estoy buscando nuevos proyectos de colaboración, freelancers nómadas e diseñadores de distintas disciplinas», señala.

puerta cobertizo en londres
puerta corredera de madera cobertizo

Cobertizo de luz

Concebido como un proyecto de autoconstrucción, el estudio utiliza materiales baratos y resistentes. Con una superficie de 12 metros cuadrados, su interior acoge un espacio elegante y acogedor. Puertas correderas de madera conectan el espacio con el jardín y paneles de policarbonato en el techo dan nombre –’The light shed’ (Cobertizo de luz)– a un espacio inundado por una característica atmósfera lumínica.

Los materiales elegidos dan respuesta al entorno específico donde se ubica el cobertizo y su posición en el jardín. «La orientación sur y el tipo de tareas a desarrollar en su interior hicieron necesario bloquear cualquier luz solar directa a través de las paredes este, sur y oeste», cuenta el arquitecto. Esto se ha logrado mediante un sistema modular de láminas de madera contrachapada, revestido de paneles corrugados de fibra de vidrio negro.

lavabo de madera cobertizo en londres

Conexión con la naturaleza

Además de filtrar una luz difusa al interior, el techo de policarbonato permite una conexión saludable y estimulante con la naturaleza. Por su diseño, este material se calienta al sol y ofrece una atractiva superficie de descanso para los pulgones que florecen en el sicómoro sobre él. Esto, junto con la excesiva savia del sicómoro, ayuda a retener a los pulgones, proporcionando alimento a las pequeñas aves locales. Desde su instalación, el techo se ha convertido en un centro vibrante de actividad ornitológica. Gracias a él se promueve una historia de éxito de biodiversidad dentro de un pequeño jardín en el este de Londres.

Fotografía: Chris Snook Photography

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

arquitectura moderna the wave house

Arquitectura moderna: un icono americano restaurado.

premio cerámica arquitectura centro de investigación sant pau

La salud, clave en la XVIII edición del Premio Cerámica de ASCER.

Elogio a la luz en la nueva sede de Marset.

vivienda flexible homeping

Casa Homeping: Una vivienda muy flexible.