Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La Peña, una casa de luces y sombras abierta al mexicano Valle de Bravo, diseño de R-Zero.

Está situada al pie de La Peña, una gran piedra con espectaculares vistas a un no menos espectacular paisaje: el lago del Valle de Bravo, al suroeste de Ciudad de México. La casa, diseñada por el estudio R-Zero, se amolda a la topografía abriendo todos los espacios al interior. Las zonas de circulación, con muros de cemento que filtran la luz, se convierten en espacios dramáticos.

 

La casa, de 943 metros cuadrados, está resuelta en tres niveles sobre un terreno accidentado, obligándola a un juego de volumetrías en la fachada y la integración de las terrazas.

Los muros de la fachada, hechos de piedra, dejan pasar la luz a través de aperturas verticales que provocan contrastes de luces y sombras en el interior. Estos muros permiten, además, mantener un microclima templado en el interior de la vivienda.

 

Las zonas de circulación son transiciones monocromáticas de cemento colado, granito y  madera que también ayudan a enfatizan el paso de la luz.

El acceso a la vivienda es una de los elementos más singulares. Un largo pasillo de doble altura comunica con el piso superior sin más elementos decorativos que los altos muros y las lámparas colgantes, cuyo interior revestido de azul rompe con los tonos de grises de esta zona.

En esta parte de la casa las estancias son diáfanas y también se deja a la vista el cemento y la piedra.

Otro elemento es la cubierta de concreto. Recubierta de piedra en el exterior y forrada de madera en el interior, “se desenvuelve como una pieza de origami provocando que la casa se mimetice en la montaña”, explica el equipo.

Si los accesos son monocromáticos, las estancias son eclécticas en cuanto a colores, texturas y estilo decorativo.

Los grandes ventanales, que también funcionan como acceso a las terrazas o al exterior, permiten que la casa disfrute de una gran iluminación natural.

 

Fotografías: Jaime Navarro

Ficha técnica:

R-Zero: Edgar Velasco Casillas, Alejandro Zárate de la Torre,  Pablo Serrano, Gilberto Muñoz Rodriguez+, Jesús Gonzalez Méndez, Isaac Guzmán Ramírez.
Diseño de interiores: Isabel Maldonado
Estructura: Girón Megaproyectos
Ingeniería: Integra
Construcción: Acunsa Arquitectos

Artículos relacionados

morell-seva-osona-arquitectura-diariodesign-portada

La casa de madera mimetizada en la falda del Montseny

salon azul

¡Explosión de color! Esta casa decorada en tonos azules y verdes en Madrid, lo nuevo de The Dream Lab.

De estación de tren a alojamiento de lujo: nostalgia y sofisticación combinados en este hotel en Canfranc.

polymer-dobleese-oficinas-diariodesign-portada

Dobleese apuesta todo al rojo para transformar las oficinas de una nave industrial