Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
redacción
14 diciembre 2011

Visto en El País: Canto del cisne en el Niemeyer

Muere un centro cultural por donde han pasado, entre otros, Kevin Spacey, Jessica Lange, Paulo Coelho, Wole Soyinka, Enrique Morente, Paco de Lucía, Carlos Saura, Woody Allen, Gilberto Gil, John Mayall, Yo-Yo Ma, Barbara Hendricks y Amaral, y donde The New York Times llegó a celebrar una sesión de sus célebres Conversaciones; un lugar donde ayer las gaviotas y algunos nostálgicos por adelantado revoloteaban sin rumbo. Los gestores del Centro Niemeyer querían, con el tiempo, plantar en otra ría del industrioso Cantábrico un Guggenheim en miniatura, con su efecto de reconversión urbanística incluido. Parece que nada de eso ocurrirá ya. La selva de post-its amarillos que recibía al visitante en el vestíbulo del colosal auditorio para mil personas era ayer una metáfora de este canto del cisne.

Artículos relacionados

De Bishopsgate a The Scalpel: cómo cambiará el skyline de la City de Londres hasta 2030

theAddresses-Casa-Tres-Atelier-Rua-patio-piscina-hamacas-arbol-diariodesign

La eficiencia térmica gana peso en el mercado de la vivienda

Maxaffiliates: el nuevo programa para ganar comisiones recomendando productos Maxcolchon

Simon 100 iO: la solución de domótica con sello español