Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Visto en El Periódico: Las Arenas, creación de un centro comercial en una vieja plaza de toros.

Es un corredor habitual de maratones y quizás por esta condición de ultrafondista, además de la de destacado arquitecto, ha logrado llevar a buen puerto, tras 11 años, una de las mayores y más difíciles transformaciones urbanas vistas en Barcelona: la construcción de un moderno templo de ocio y consumo, nuevas religiones contemporáneas, dentro de la piel neomudéjar de una ruinosa plaza de toros.

Cuando Luis Alonso recibió el encargo del recién abierto centro lúdico y comercial de Las Arenas tomó una decisión arriesgada y cara: conservar la fachada de 1900 como «testigo histórico y parte de la memoria colectiva». Aguantarla literalmente en el aire durante años de obras «fue más difícil que el túnel del AVE por la Sagrada Família, al tener las galerías de la L-1 y L-3 y sus vibraciones a cuatro metros», reveló ayer al recorrer la obra y presentar el libro donde la explica.

Seguir leyendo en El Periódico.

Foto Joan Cortadellas.

 

Artículos relacionados

A Coruña albergará la exposición de la XVI edición de la Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo

Réplicas de puentes parisinos y “la Venecia de China”: así se transformó Suzhou

Restauración La Carbonería Barcelona

La Carbonería, el edificio más antiguo del Eixample, vuelve a cobrar vida sin perder la historia.

casa pasiva de dos plantas

Esta casa pasiva unifamiliar demuestra que la sostenibilidad también es bella.