Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
redacción
11 enero 2010

De Dubái a Dakar, se extiende la pasión por las grandes obras…, que no siempre lo son.

Visto en La Vanguardia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Minimalismo nórdico y tradición mediterránea en Mallorca.

La nueva forma de habitar de cuatro amigos en Barcelona.

El Manhattan perdido de Danny Lyon, en el ICO.

La casa de los seis balcones y un mirador en el centro de San Sebastián.