Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Vogadors: Cataluña y Baleares, en la Bienal de Arquitectura de Venecia.

La Bienal de Arquitectura de Venecia, que celebra entre el 29 de agosto y el 23 de noviembre su 13ª edición, dedicará un espacio a Cataluña y Baleares diseñado por Jordi Badia y Félix Arranz.

Vogadors/Remeros es una clara apuesta de futuro a través de una selección de 9 obras de algunos de los jóvenes arquitectos catalanes y baleares más relevantes, que comparten una misma sensibilidad y a la vez permiten ilustrar una forma de hacer diferente, en respuesta a la demanda creciente por parte de la sociedad de lo que es necesario para la vida de las personas, y que se encuentra en las antípodas de la arquitectura más espectacular y mediática.

El propósito de la muestra es utilizar nuevas arquitecturas recientes y un conjunto de antecedentes históricos para ilustrar un argumento que abra un debate que se irá construyendo a lo largo del tiempo.

Al agrupar estas arquitecturas, emergen con naturalidad algunos puntos en común en sus planteamientos, procesos y resultados, revelados por los matices, contrastes y similitudes. Algunas de las características de este caracter compartido son: lugar y significado: el respeto a los antecedentes materiales (geografía, patrimonio, contexto urbano) e inmateriales (espacio, medio ambiente, memoria) donde se ubica; ética y proximidad: el compromiso social de proximidad y respeto a la gente; materialidad permeable: el uso de los materiales, de lo existente y de la construcción como herramientas fundamentales de la expresión franca de la arquitectura; investigación y denuncia: capacidad experimental e innovación orientada a la relación, sin intermediarios, entre la materia y las personas; y esencia y tradición: la voluntaria contención en sus planteamientos formales con gran economía de recursos.

Los nueve proyectos seleccionados y que se expondrán son:

Casa Collage, de Bosch.Capdeferro Arquitectures

En la vieja casa del Call, la gran estructura pétrea había sido sabiamente diseñada para establecer una relación óptima con el lugar y el clima. El proyecto busca reconocer, retener y revitalizar las diversas formas de inteligencia depositadas en sus espacios a lo largo de los tiempos con el deseo de rehabitarlos.

Casa en Bunyola, de Francisco Cifuentes

Materiales estandarizados como termoarcilla, hormigón y madera, para una casa que tiene como protagonistas los 72 escalones del camino de acceso y que hacían difícil el transporte. Un resultado de estética industrial pero enfocado a la habitabilidad y el ahorro.

Guardería Pratdip, de Núria Salvadó y David Tapias

Un sistema constructivo familia de las granjas de los alrededores a partir de priorizar, para conseguir acabar el proyecto en siete semanas. Así, el muro es el gran protagonista, y actúa protegiendo del viento, creando un gran porche para los días de lluvia, y como parasol en verano.

Casa para tres hermanas, de Blancafort Reus Arquitectura

Un hogar integrado en el paisaje y la tradición de la zona, respetuoso con el medio ambiente y lleno de rincones donde disfrutar. Este refugio se genera a partir de tres unidades independientes, tres hermanas y sus familias, tres casas con buenas vistas y buena orientación pero también con cierta intimidad entre ellas. Tres viviendas juntas, pero no revueltas, un huerto, un campo de olivos y un patio común, un lugar donde caben todos los primos, un lugar donde caben todos los amigos. La construcción es sencilla, con materiales y técnicas de la zona y con un revestimiento englobador y característico de pino tratado (PFEC).

La Seca, de Meritxell Inaraja

El edificio de la calle Flassaders restaurado para Espacio Escénico Brossa corresponde a una parte de lo que antiguamente ocupó la antigua fábrica de la moneda de ‘La Seca’ de Barcelona. La restauración se ha planteado a partir del mantenimiento de la tipología del edificio y de las principales intervenciones realizadas en todas las épocas. La adición al conjunto de dos nuevos espacios contemporáneos ha permitido la reorganización y mejora del funcionamiento global.

Can Ribas, de Jaime J. Ferrer Forés

El proyecto de ordenación del recinto industrial de la Soledad trata de introducir esta urbanidad de la arquitectura en un barrio problemático y necesitado en la periferia de la ciudad que dispone de un valioso patrimonio industrial. Una ordenación que requiere tanto de un proyecto de rehabilitación del patrimonio industrial como de una propuesta de remodelación de los espacios públicos, y simultáneamente los intersticios que los articulan.

Piscina, vestuarios y sala deportiva en Jesús, de Arquitecturia

Un espacio público que explora los límites entre interior y exterior, mediante una estructura de hormigón y un sistema de fachada a base de perfiles metálicos. Entre estos dos elementos, aparecen espacios de intersticio: porches, patios, sombras… espacios de ambigüedad que diluyen y confunden la relación entre dentro y fuera.

Ampliación del Instituto Josep Sureda y Blanes, de SMS arquitectos

La pequeña ampliación se plantea de una manera directa y literal, como una continuación del instituto existente, sin necesidad de separarse o alejarse. De esta manera se pueden compartir el mayor número de elementos arquitectónicos y técnicos con la edificación existente como la escalera, el ascensor y el sistema de calefacción.

Escuela de arte y diseño en Amposta, de David Sebastian y Gerard Puig

El proyecto es una manera de construir explicada mediante el verbo “contaminar”, unas reglas de juego que permiten sistematizar los posibles cambios de programa o la construcción por fases, para conseguir una intervención que favorezca una lectura conjunta.

El pabellón se encuentra en la Isola de San Pietro, en el distrito de arte más importante de Venecia, adyacente al Arsenale (sede de los pabellones de la bienal). Recibe el nombre de Cantieri Navali, y se trata de una construcción de los años 30 recientemente restaurada de 40m de largo, 8m de ancho y 10 m de altura. El recinto también dispone de una pequeña construcción que puede ser utilizada como almacén o espacio de office para catering. Un espacio abierto ante el canal con mucha visibilidad, puede ser utilizado como espacio para inauguraciones.

 

El acceso a la Isola San Pietro se realiza por la vía Giuseppe Garibaldi, calle muy frecuentada por los visitantes de la Bienal de Arquitectura en sus desplazamientos entre el recinto Arsenale y el recinto I Giardini.

Más sobre la Bienal de Arquitectura de Venecia en su web

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Pracownia de Wamhouse (4)

Pracownia, salpicones de pintura decoran un restaurante diseñado por el estudio polaco Wamhouse.

mias arquitectes banyoles placa mayor3

El arquitecto Josep Miàs recupera la belleza de las plazas del casco antiguo de Banyoles.

1 Café Nothing Happens for a Reason Turku  general horizontal

Cafetería Nothing Happens for a Reason, la nueva apuesta artística de Tobias Rehberger para Artek.

Marset Ventura Lambrate Tam Tam

Marset hace doblete en la semana de la Feria de Milán con Poetry Happens y Design Never Sleeps.