Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Luz y sofisticación transforman esta histórica mansión en el barrio londinense de Bloomsbury.

El estudio británico LLI Design afrontó el desafió de mantener y realzar los detalles de época que tenía este antiguo departamento y combinarlo con piezas contemporáneas. El resultado es una mansión londinense espectacular con aires eclécticos, pasando de un departamento oscuro a una vivienda llena de luz.   

Una mansión reformada para sacar más provecho al espacio  

Londres es sinónimo de elegancia y sofisticación. Y las casas de Bloomsbury, el barrio más literario de la capital inglesa, no se quedan atrás. El estudio británico LLI Design ha reconfigurado este piso para convertirlo en una mansión de lujo. El desafío fue mantener los detalles de época y comulgarlos con los elementos y el estilo de vida actual de sus propietarios.

Comedor, mesa de comedor de madera, aparador de madera y cristal, lámpara dorada, sillas tapizadas de azul

Ubicado en el corazón histórico del West End y cerca de los teatros de Covent Garden, el apartamento de dos habitaciones llevaba mucho tiempo sin ser reformado. LLI Design tuvo la tarea de incorporar muebles heredados y piezas contemporáneas a los elementos clásicos de la mansión, dando como resultado una vivienda ecléctica.  

Mueble antiguo, espejo dorador, cajonera

Esta mansión londinense pasó de ser una casa oscura a una llena de luz gracias el uso inteligente del color y la iluminación. Para maximizar todo el espacio posible y poder ubicar elementos de uso cotidiano de los inquilinos, la distribución original de la vivienda se modificó.  

Una biblioteca y un piano de cola  

Originariamente, en el lado norte de la vivienda se encontraban dos habitaciones, que fueron derribadas para dar lugar a una gran zona de estar con biblioteca. Al combinar estas dos habitaciones en un espacio más grande se generó una sensación más cohesiva.

La biblioteca ocupa todo el largo de la pared y fue hecha en carpintería a medida, proporcionando un espacio de exhibición para objetos, libros y coleccionables. Un simple sofá de estilo clásico con chaise longue se sitúa frente a la biblioteca y combina con elementos antiguos como muebles y alfombras.  

Piano, estantería azul

Otro de los nuevos usos que le dio LLI Design a la vivienda fue una sala de música, diseñada como un lugar audaz y dinámico. Colores brillantes y patrones compensan el drama del piano de media cola negro. 

Para equilibrar la presencia visual del piano, se instaló un espejo con marco de madera y una estantería azul. Una llamativa alfombra multicolor de la marca de lujo Missoni y luces de pared de latón completaron la habitación. 

Una cocina con vistas naturales  

Durante la reforma, la cocina se vio beneficiada con un enorme ventanal con vistas al jardín exterior. La paleta de colores seleccionada para la cocina fue fresca con tonos grises, blancos rotos y detalles en dorado. Las estanterías de madera crean un ambiente fresco, moderno y luminoso, mientras que la isla concentra la atención bajo una enorme lámpara en dorado.  

Cocina blanca, cocina moderna, isla de cocina blanca

Por otra parte, el suelo de la cocina es una continuación de los tablones anchos de madera en tonos cálidos que ocupan otros ambientes de la mansión londinense. Los azulejos en tonos suaves con borde gris pálido recorren el salpicadero de la cocina.  

Un pasillo central que conecta las dos habitaciones  

La entrada al apartamento necesitaba sentirse cálida y acogedora. En la vivienda original, el recibidor no contaba con el espacio suficiente para colocar un armario para abrigos. Por ello, LLI Design quitó una pequeña parte de la sala de la biblioteca para generar más espacio de almacenaje en esta zona.  

Pasillo blanco, recibidor con molduras

Las líneas blancas y simples del recibidor contrastan con los detalles románticos de la habitación principal, donde predominan los rosas y grises suaves. La cama de estilo francés tiene un cabecero en lino de color gris con un marco dorado. Un candelabro antiguo de metal envejecido se ha ubicado sobre la cama, mientras que la pared fue revestida con una textura suave y sutil para realzar la sensación de opulencia.  

Cama romántica, lámparas de noche colgante

La segunda habitación, que funciona a modo de cuarto de huéspedes, tuvo como punto de partida el arco clásico de madera que la corona. LLI Design ha decidido colocar un espejo dorado, una cama tapizada en lino azul y mesitas de noche con espejos para darle una sensación cálida y acogedora.  

Baño blanco, baño de mármol, mármol gris en baño

Artículos relacionados

cocina verde

Una casa con cocina verde en Barcelona llena de lecciones decorativas.

¿Cómo reformar un dúplex? Analizamos las soluciones aplicadas por Almedaestudi en ‘Dúplex DF’.

Micromortero, granito y líneas depuradas en Neutrale, la nueva tienda de estudio Diir.

Martha's lemon pie

La mejor tarta de limón de Barcelona estrena local (y está decorado por Isabel López Vilalta).