Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Tres piezas. La colorida apuesta de Gonzalo del Val y Toni Gelabert en Lavapiés.

Dos antiguos apartamentos que funcionaban como pisos de alquiler turístico se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2. Los arquitectos Gonzalo del Val y Toni Gelabert han sido los artífices de este proyecto, capaz de configurar el espacio únicamente implantando tres piezas funcionales.

Devolver a la vida una vivienda fragmentada

El auge inmobiliario de los micro-pisos -entendidos como aquellas viviendas con una superficie inferior a los 30 m2- se ha frenado con la llegada de la pandemia. El confinamiento revalorizó los espacios domésticos y puso fin a una especulación que había reducido las viviendas a límites poco saludables.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.
Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

La necesidad de espacios de trabajo flexibles, junto con la demanda de zonas de estar amplias y confortables, hicieron que la situación se revertiese en esta vivienda de Lavapiés. Donde antes convivían dos micro-pisos, ahora existe una vivienda de 75 m2 diseñada por los arquitectos Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.
Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

3 piezas configuran el espacio doméstico

Una vez unidos los dos apartamentos, se eliminaron todas las particiones interiores. Además, se dejó el espacio original desnudo desprendiéndose de aquellas capas de acabados superpuestas por el paso de los años. Para organizar la nueva vivienda, el dúo de arquitectos propone 3 piezas – casi escultóricas – que facilitan la creación de ambientes diferenciados sin necesidad de levantar tabiques.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.
Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

El primer elemento se materializa en una caja de madera natural de abedul que contiene la cocina y la librería que se abre a la zona del sofá. La segunda pieza, una estructura alicatada con baldosas color salmón, contiene el comedor. Por último, encontramos un tótem con forma de doble T en tonos amarillos, que organiza la habitación principal, un vestidor, el lavabo y la ducha.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.
Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

Baldosas cerámicas, cocina Cubro y una atrevida gama cromática

El elemento que más llama la atención en este proyecto es la colorida apuesta de revestimientos. Éstos unifican toda la vivienda y cubren paredes, techos, vigas, pilares e incluso el cabecero de la cama. Se trata de baldosas cerámicas gres mate de 10 x 10 cm en tonos salmón y amarillo.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.
Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

La materialidad de la vivienda se completa con un pavimento de resina epoxi blanca y frentes de madera para los muebles de la cocina y la carpintería de Cubro.

Dos antiguos apartamentos se han unido para crear una vivienda dinámica de 75 m2 diseñada por Gonzalo del Val y Toni Gelabert.

Fotografía: José Hevia

Artículos relacionados

Page adquiere la firma neoyorkina de arquitectura Davis Brody Bond

polymer-dobleese-oficinas-diariodesign-portada

Dobleese apuesta todo al rojo para transformar las oficinas de una nave industrial

Albert Gil Margalef, ceo Batlleiroig

«El desafío de la arquitectura sostenible es usar madera, pero de la forma más eficaz posible» Albert Gil Margalaf, CEO de Batlleiroig.

iniesta-proyecto-entrepatios-diariodesign-portada

Entrepatios se alza en el corazón de la Manchuela Conquense mediante dos bloques