Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Wooden toys: juguetes que apelan a modernidad y nostalgia, obra de Twig Creative.

Twig Creative es la pareja creativa formada por Steve y Michelle, dos americanos que un día decidieron hacer realidad sus sueños: crear "juguetes con naturaleza". Empezando siempre por la idea, la "ramita" (twig en inglés), pasan al boceto, al diseño, y de éste a la creación que esperan acabe en manos de los usuarios apelando a la nostalgia y lo cool mezclado con lo clásico.

Especializados en juguetes de madera modernos y a la última, todos hechos a mano con materiales sostenibles, han creado una serie de productos en los que los más pequeños podrán jugar con la misma tecnología que los adultos desde un punto de vista original y llamativo.

Anagram es una curiosa cámara de fotos que hace referencia a la más popular aplicación de fotografías para el móvil: Instagram. Está realizada en madera, corcho y piel y comparte las características de este nuevo icono de la actualidad.

Otra cámara muy especial es Wooden camera: como dicen sus creadores, «si pudiera hacer fotos las haría de sí misma». Además de los acabados en colores sobre madera han realizado una versión exótica, Purpleheart y Zebrawood, para los más fashion.

Y si ahora mismo cada hogar tiene o desea tener un tablet, desde Twig Creative proponen anaPad 2, un creativo tablet de madera en el que se puede escribir o realizar rompecabezas y que hará las delicias de los niños y los no tan niños.

 

 

Artículos relacionados

kartell-coleccion-sillas-alfombras-diariodesign-portada

Kartell y una colección para la posteridad

gensler-diseño-salud-espacios-portada

El reto de la salud desde la óptica del diseño: la nueva relación del paciente con el espacio

Así será el primer estadio jardín del mundo, diseñado por el estudio español Fenwick Iribarren.

Una mesa de centro o un asiento: la historia detrás del banco Nelson