Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Minimumhouse: una ‘mini casa’ acristalada y ecosostenible en un bosque al sur de Berlín.

Esta casa ubicada en el sur de Berlín podría ser el sueño de cualquier cosmopolita desencantado con la ciudad que planease irse a vivir al campo. Mezcla de vanguardismo y sostenibilidad, el proyecto minimumhouse de Scheidt Kasprusch Architekten ha sido desarrollado para disfrutar al máximo de las vistas exteriores, sacando provecho energético de los paneles solares situados en el techo vegetal de la casa.
A primer golpe de vista, da la sensación de que la minimunhouse no tenga muros. En realidad, parece que tenga solo uno. Esto es debido a que sólo uno de ellos está construido con madera. Los otros tres son enormes paredes de cristal que dejan pasar la luz y descubren un interior diáfano y minimalista, adornado por suelos también de madera.

Además de ser un sitio encantador para vivir, la casa está dotada de los más sofisticados sistemas para ahorrar energía desarrollados por el Instituto de Edificios y Tecnología Solar de Braunschweig, como sensores en el suelo, techos con radiación térmica, control de ventilación y automatización de la temperatura.

Es cierto que minimumhouse está en Alemania y puede que sus bajas temperaturas invernales no inviten a habitar una casa de cristal. Sin embargo, minimunhouse ha conseguido un aislamiento térmico ejemplar, razón por la cual se le otorgó el premio Heinze Architekten Award.

Y para los tímidos, no hay probema. Cuando cae la noche y uno desea mayor intimidad, cuenta con cortinas correderas que preservan el interior de la mirada de los curiosos.

Para rubricar tanto diseño, decir que todos los materiales y superficies utilizados en la casa han sido elegidos de acuerdo a criterios ecológicos y sostenibles.

Ficha técnica:

Arquitectos: Scheidt Kasprusch Architekten
Localización: Klausdorf, Alemania
Año del proyecto: 2008
Superficie: 151 m2
Superficie habitable: 128 m2
Premio: Heinze Architekten Award 2010

Fotografías de © Christian Gahl y Ulrich Hellwig

Artículos relacionados

Villa Archipiélago, un oasis en los aledaños del río Guadarrama

moma-logroño-oficinas-proyecto-portaada

La centenaria “casa del jardincito” renace en pleno centro de Logroño

viruta-lab-madrid-bergamin-diariodesign-portada

Viruta Lab se inspira en los versos de Bergamín para el rediseño de un apartamento madrileño

Del club inglés a ser el rey del salón: la historia del sillón Eames