Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

JP House, una casa prefabricada con aspecto de mimbre en un pequeño pueblo de Cuenca.

El estudio madrileño MYCC el autor de la JP House, una casa prefabricada de fin de semana y vacaciones situada en Tragacete, un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca. Especializado en sistemas de prefabricación modular, el equipo encabezado por Carmina Casajuana, Beatriz G. Casares y Marcos González ha utilizado este modelo para aportar un elemento diferenciador al modelo tradicional de construcción local.

Tragacete, ha estado ligado históricamente a la industria del mimbre, hoy ya desaparecida si bien la planta continúa creciendo en los alrededores. Esto provocó en un principio que el estudio, orientado a la optimización de recursos y plazos en proyectos de pequeña y mediana escala, se plantease aprovecharlo a modo de homenaje.

La idea resultó inviable pero el uso de láminas de madera de alerce en la fachada provoca de lejos la ilusión óptica de estar ante una (falsa) casa de mimbre.

Puesto que el cliente buscaba un estilo diferente de vivienda, MYCC buscó un diseño que cumpliera con el objetivo y, a su vez, quedase integrado. La solución radica en un único elemento: darle más altura a la zona del comedor, obligando esto a darle más altura al espacio equivalente de la planta superior y creándose un saliente en el volumen final.

La imagen exterior es singular pero no agresiva. Un volumen compacto y sencillo con una escala acorde con el entorno.

Para conseguir este resultado se han empleado ocho módulos de dieciocho metros cuadrados (seis por tres) y una pequeña pieza para la parte alta.

La imagen de la casa se completa con grandes ventanas cuadradas, orientadas al sur y al este

El esqueleto metálico se cubre con una fachada ventilada de alerce. Esta madera también se ha empleado en las puertas correderas que dan acceso al exterior para reforzar el concepto vacacional de la casa.

El interior, de 144 metros cuadrados, se ajusta al uso vacacional al que está destinada la casa. La distribución sigue una especie de diagrama en el que cada modulo tiene su función.

La planta baja contiene un espacio abierto para el salón, el comedor y la cocina, otro para el dormitorio principal y el baño, y un módulo destinado a la escalera, instalaciones y lavandería. En el piso superior hay dos dormitorios en los extremos, otro módulo para escalera y el baño, y la estancia elevada que funciona salón abierto.

Fotografías: FG+SG Fotografia de Arquitectura

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

El estudio Arquitectura-G reforma un mini duplex en el barrio barcelonés del Born.

Mercer hotel barcelona diariodesign

Mercer Hotel Barcelona, rehabilitación monumental firmada por Rafael Moneo.

#FF: lo mejor de la semana de puente.

Think Beer: una cervecería con aire industrial que homenajea a su bebida estrella en Atenas.