Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
neuronalab neuroarquitectura

NeuronaLab nos cuenta qué es la neuroarquitectura y cómo se aplica en instalaciones efímeras.

Durante la pasada edición de Bcn Fashion Week 080, los invitados al desfile de moda de LR3 se convirtieron en los improvisados modelos de la instalación ideada por NeuronaLab. Una experiencia virtual, digital y física que despertó los sentidos de todos y que nos hace reflexionar sobre el presente de la arquitectura efímera y de la neuroarquitectura.

NeuronaLab, un estudio centrado en la neuroarquitectura

«Imagínate que vas a un desfile de moda y de pronto quien transita por la pasarela eres tú». Así describe Ana García de NeuronaLab su propuesta
para la marca LR3 en el marco de la pasada edición de Barcelona Fashion Week. Un pabellón efímero con tres espacios en los que se vivió una experiencia sensorial. Los espectadores se convirtieron en los auténticos protagonistas del evento al pasear por una alfombra naranja.

instalación neuroarquitectura, neuronalab

En NeuronaLab, un estudio de arquitectura e interiorismo, les gusta jugar con los sentidos dentro de la experiencia espacial. Pero sus intereses van mucho más allá de la definición de espacios. Centrados desde hace unos años en la bioconstrucción de bajo impacto ecológico y en la neuroarquitectura, en cada uno de sus proyectos estudian la relación que establecemos con el entorno construido que nos rodea. ¿Cómo el espacio puede afectar o modificar lo relacionado con nuestro sistema nervioso, con las emociones y la conducta? En esta ocasión, entrando a un mundo onírico a través de una pequeña puerta, como si estuviéramos dentro de «Alicia en el país de las maravillas».

Una instalación efímera dentro de un recinto modernista, lo más destacado de BCN Fashion Week 080

La instalación efímera, creada en colaboración con Rubén Casquero, estaba situada en el interior del pabellón de Nuestra Señora del Carme, en el recinto modernista de Sant Pau, obra del arquitecto Domènech i Montaner. En la entrada norte del antiguo hospital esperaban unos avatares desnudos y pixelados, que encarnaban el primer reclamo para la experiencia.

recinto modernista de sant pau, edificio iluminado con luz naranja

«Para conseguir este ambiente que diluyera los límites entre lo virtual y lo terrenal aportamos estímulos sensoriales más allá de lo visual. La atmósfera creada, la iluminación y el diseño de sonido lograron un efecto envolvente. El olor a palo santo evocaba cierto aire de templo tecnológico». La dirección creativa de LR3 y la nueva colección de prendas se sumaron para que esta experiencia fuera inolvidable.​

Esta propuesta de arquitectura efímera pone de manifiesto el contraste entre el empaque de la construcción pesada y ornamental del patrimonio histórico. Gracias a una estructura ligera autoportante que respetaba la envolvente original, sin entrar en contacto con ella, se creó un espacio para la pasarela. Esta estructura autónoma albergó tres ambientes diferenciados y estaba revestida con lonas de tela blanca tensadas con un sistema de lienzos modulares.

puerta antigua con cortina naranja

Una pequeña puerta con la carpintería original de madera desgastada del edificio daba entrada a la instalación. La cortina de color naranja brillante potenciaba el contraste con la ornamentación delicada de motivos florales de Sant Pau.

Tres espacios, tres experiencias diferentes

Una vez en el interior del pabellón, la primera sala, un espacio de líneas limpias bañado por una iluminación cenital recibía a los asistentes. En este primer espacio tuvo lugar la experiencia virtual, en la que el espectador se sumergía en el universo de la marca y conocía, a través de los avatares, la colección.

qué es la neuroarquitectura, neuronalab, habitación naranja

La segunda sala estaba formada por un perímetro de pantallas LED en la que se proyectaban los avatares de la experiencia anterior, vestidos con la nueva colección. La alfombra sustituye a la pasarela a lo largo de todo el recorrido lineal de la instalación, atravesando los tres ambientes.

En el tercer espacio, se producía el encuentro con la colección de prendas físicas. Presentada en maniquís de diferentes tamaños y tallaje, suspendidos desde el techo con hilos invisibles, parecían flotar en el espacio.

pasarela naranja, diseño de desfile de moda

Acústicamente, el espacio se ha cubierto con sonidos binaurales, que, a diferencia de los sonidos estéreos, producen una sensación sonora más envolvente. Estos factores estimulaban los diferentes sentidos y creaban una atmósfera háptica, transmitiendo las sensaciones de viscosidad y textura captadas por la vista.

instalación con maniquís

Con esta innovadora propuesta de presentación de una nueva colección de moda se ha logrado sustituir el clásico desfile tradicional. Los modelos, que normalmente transitan por un mundo ensimismado, se sustituyen aquí por personas reales y una experiencia personal e instransferible. Una vuelta de tuerca a la manida frase, tantas veces oída, de que «la calle toma la pasarela».​

neuronalab plano de pasarela, plano de recinto de sant Pau

Fotografia: Pol Viladoms Claverol

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

La fantasía, el minimalismo y la arquitectura sostenible son los grandes temas de la semana.

Lo más leído en 2022.

ÄNG, el restaurante invernadero de Norm Architects en medio de la pradera.

Interiorismo con vigas en Diariodesign

Las vigas sí son decorativas: los 10 proyectos que lo demuestran.