Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Casa LLO de OOIIO Arquitectos

OOIIO Arquitectos proyecta LLO, la casa de las mil caras.

En la localidad madrileña de Valdemorillo, la casa LLO de OOIIO Arquitectos demuestra cómo la forma y la expresividad de los materiales pueden estar al servicio de la arquitectura residencial doméstica.

«Cuando los clientes nos contactaron para construir su futura vivienda, nos encontramos con una parcela abrazada por una calle en curva y con amplias vistas sobre las montañas cercanas», cuentan los arquitectos. La existencia de varios árboles y rocas en el solar ha supuesto una oportunidad para trabajar tanto con el paisaje cercano como con el lejano de la sierra de Madrid.

Casa LLO de OOIIO Arquitectos

Respeto por la naturaleza

El respeto por las preexistencias y la búsqueda de las mejores vistas sobre el entorno dan como resultado una casa que simula un gran molinillo espacial. Una construcción que gira en torno al espacio principal vertebrador del proyecto, con un núcleo de doble altura que abraza la escalera y comunica sus dos plantas.

Casa LLO de OOIIO Arquitectos

Fachadas cerámicas

El exterior de la vivienda se aplaca con piezas cerámicas tipo barro cocido de tonos rojizos y grisáceos de Cerámicas Aparici. Sus tonos hacen referencia a la tierra del terreno donde crece la casa y contrastan con el verde y la madera de los árboles del jardín. Las carpinterías de las ventanas son de Strugal.

«Según se rodea la vivienda, se descubren sus mil caras», cuentan los autores de esta casa que mira a muy distintos puntos y que, dependiendo de la época del año y la hora del día, muestra un matiz completamente distinto.

Un gran molinillo espacial

A partir de un juego con la naturaleza existente, que evita en todo momento la tala de los árboles, el equipo de OOIIO Arquitectos ha planteado una vivienda unifamiliar que se reparte por la parcela, esquivando los árboles y abriendo visuales a puntos concretos de las montañas.

Escalera de Casa LLO de OOIIO Arquitectos
Escalera de Casa LLO de OOIIO Arquitectos

Un interior acogedor y confortable

La arquitectura se completa con un interiorismo que hace que la casa funcione como un verdadero hogar. Un lugar acogedor y confortable, que además de adaptarse a la parcela que ocupa logra materializar los sueños de sus habitantes.

Con la mayor parte del programa en la planta baja, que separa los usos más privados de los de uso común, la alta se reserva para la habitación principal y una sala de juegos.

Mosaicos de barro cocido

El juego cromático y de texturas entre la tierra y lo verde que domina el paisaje se introduce también en el interior, a través de varios mosaicos de barro cocido de Todobarro o WOW Design combinados con maderas en tonos naturales y verde menta. Intercalados en puntos estratégicos de la vivienda, como la escalera central, el frente del salón o los muebles que definen la cocina, aportan una continuidad y coherencia estética al proyecto.

Completan el interiorismo las griferías e inodoros del Grupo Fossil Natura y el mobiliario de los baños, de Kyrya.

Arquitectura para todos

La expresividad y rotundidad formal de Casa LLO, sumadas a la cuidada riqueza sensorial que transmiten las texturas y los materiales en su juego con la luz, hacen de este proyecto un perfecto ejemplo del esfuerzo del equipo de OOIIO para ofrecer arquitectura asequible para todos.

Plano de Casa LLO de OOIIO Arquitectos

Fotografía: Javier de Paz

Artículos relacionados

Porcelanosa Bathrooms

Más de 5.000 millones de ventas y con sello internacional: radiografía de la cerámica y el azulejo español

villacaproig-costabrava-diariodesign-portada

Villa Cap Roig, un soplo de luz en el corazón de la Costa Brava

Una vivienda entre medianeras que reinterpreta la tradición local valenciana

El Departamento diseña la nueva ‘flagship store’ de Nude Project en Lisboa