Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La lana mineral de URSA certificada como la opción perfecta para aislar fachadas.

Varios ensayos demuestran que la lana URSA TERRA Vento Plus T0003 sin velo es la solución óptima para el aislamiento de fachadas ventiladas. Por su circularidad y sus altas prestaciones representa una elección excelente ante las previsiones de venta de materiales para el aislamiento que se han visto disparadas con la llegada de los fondos europeos FEDER.

Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

El sector de la rehabilitación espera con anhelo la inminente llegada de los fondos europeos NexT Generation EU. El nuevo programa para la recuperación de entornos residenciales prevé ejecutar más de medio millón de rehabilitaciones. ¿Su objetivo? Lograr reducir el consumo energético.

Esta medida ha animado a muchos propietarios a dar el paso hacia una necesaria y urgente adecuación de edificios residenciales. Aquellos que logren reducir el consumo eléctrico al menos un 30% o alcancen el máximo nivel de eficiencia energética (A) podrán beneficiarse de bonificaciones de hasta el 60% en el IRPF.

La lana URSA TERRA Vento Plus T0003 sin velo es la solución óptima para el aislamiento de fachadas ventiladas y la reducción del consumo energético.

Fachadas más sostenibles

Uno de los mayores focos de incidencia para alcanzar dicho objetivo son las fachadas. Según informa la Asociación de Fabricantes de Lanas Minerales Aislantes (Afelma), la rehabilitación de la piel del edificio es la única forma de reducir drásticamente (hasta un 70%) el consumo de energía y las emisiones de CO2. Esto conlleva, además, una bajada de los costes operativos, a la vez que aumenta el nivel de confort.

En este sentido, el tipo de aislamiento juega un papel esencial en los sistemas de fachadas ventiladas.

La lana mineral, el gran aislante térmico

Uno de los mejores materiales para evitar la transmisión de calor entre el interior y el exterior del edificio es la lana mineral. Sus propiedades son perfectas. Es hidrófuga (no hidrófila), incombustible y posee una alta permeabilidad al vapor de agua. Por todo ello, protege al edificio de forma continua y homogénea.

En este aspecto, las mejores opciones la presenta URSA, empresa dedicada a la producción y comercialización de materiales de aislamiento térmico y acústico orientados a la sostenibilidad y eficiencia energética en la edificación.

La lana URSA TERRA Vento Plus T0003 sin velo es la solución óptima para el aislamiento de fachadas ventiladas y la reducción del consumo energético.

Testada y sin velo

Con el fin de demostrar las prestaciones de su lana mineral URSA TERRA Vento Plus T0003, la compañía la ha sometido a rigurosos ensayos. Todos ellos han corroborado que es un material perfecto para el uso en fachadas ventiladas y que no precisa ninguna protección adicional. Las características de la propia lana son suficientes.

“Tradicionalmente en el sector hemos creído que la lana mineral de vidrio debía protegerse con un velo para mantener su integridad ante factores como la lluvia y el viento. Los ensayos que hemos realizado confirman que el velo es completamente innecesario cuando la lana mineral de vidrio reúne unas características que garantizan su durabilidad en perfectas condiciones ante las circunstancias más adversas”, explica Malena Clapers, prescriptora y soporte técnico de URSA.

Asimismo, las pruebas certifican que este panel de lana mineral de vidrio desnudo tiene un excelente comportamiento frente a la absorción de agua, tanto a largo como a corto plazo.

También muestra una gran resistencia a las inclemencias del viento, superando pruebas de presión con vientos crecientes de hasta 110 km/h durante 4 horas, sin que se produjese pérdida de material en los paneles.

El mismo éxito se ha obtenido en otros ensayos que certifican su alta capacidad de aislar térmica y acústicamente los edificios.

“Las prestaciones de nuestra lana mineral están garantizadas, no solo por la prolongada experiencia de uso en nuestro sector, sino por las certificaciones voluntarias de cada material completamente públicas y al alcance de los profesionales que quieran consultarlas”, añade Malena Clapers.

La lana URSA TERRA Vento Plus T0003 sin velo es la solución óptima para el aislamiento de fachadas ventiladas y la reducción del consumo energético.

Durabilidad

Lejos de productos con obsolescencia programada, y en línea con la política de sostenibilidad de la empresa, la lana mineral URSA TERRA Vento Plus T0003 tiene una durabilidad similar a la del elemento constructivo donde se incorpora.

Su composición fomenta, también, la circularidad del producto. Contiene entre un 50% y un 85% de material reciclado.

Información detallada en este enlace.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Estudio Forma diseña una baldosa hidráulica a medida para este piso modernista de Barcelona.

CŪ4 Arquitectura moderniza una casa de campo tradicional en Valencia.

Un pequeño loft en Poble Sec que juega con los límites.

Vallribera Arquitectes resuelve una vivienda entre medianeras inundándola de luz.