Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La arquitectura intersticial de Marià Castelló en Port de la Selva.

El arquitecto Marià Castelló vuelve a sorprendernos con un delicado y al mismo tiempo rotundo proyecto. Diseñada en colaboración con José Antonio Molina, la casa toma su nombre, Port de la Selva, del lugar donde se ubica. Un pequeño asentamiento litoral en la parte más septentrional de la Costa Brava que dibuja el perfecto telón de fondo para una vivienda que dialoga con su entorno.

Tocados por la Tramontana

La casa se sitúa en una parcela de la urbanización ‘La Tamariu’, en la ladera norte del Puig Gros, un pequeño promontorio que envuelve y protege el puerto del pueblo. Un entorno con una acusada pendiente hacia el mar y colonizada por el pórfido, una roca oscura y de gran dureza, típica de la geología de origen volcánico local. «Aunque las condiciones climáticas son las propias del Mediterráneo, en ocasiones se tornan extremas», cuenta Marià Castelló, que destaca cómo con frecuencia fuertes vientos de componente norte (Tramontana) azotan la costa.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina.
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Maquetas

Óptima orientación solar y visuales panorámicas

Diseñada para una familia con cuatro hijos, la casa combina una óptima orientación solar con profundas visuales panorámicas gracias a una estudiada distribución en dos niveles. Uno inferior, incrustado en el lecho rocoso, y otro sobre él, fragmentado en dos volúmenes. El empotramiento en el terreno y la división volumétrica permiten reducir el volumen aparente de la intervención y mejorar su integración en el paisaje.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina.
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Hormigón

Patios como instersticios entre naturaleza y arquitectura

Diferentes patios aportan calidez, iluminación y ventilación en puntos estratégicos. «Estos intersticios entre la matriz rocosa de pórfido y la arquitectura se convierten en los momentos más líricos de la propuesta y donde más apetece estar», cuenta Castelló.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Hormigón y roca
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Hormigón y roca

Una íntima relación con el paisaje

De esta forma, y mientras que en el nivel inferior se establecen relaciones íntimas con el exterior mediante patios, en el nivel superior los dos volúmenes se abren frontalmente al paisaje y el horizonte marino. «También en este nivel se generan relaciones más introvertidas entre los volúmenes y el sustrato rocoso que los rodea», señala el arquitecto.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Rincón de lectura
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Vistas balcones
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Dormitorio

Nexo acristalado

El nexo acristalado que conecta los dos cuerpos y contiene la comunicación vertical actúa como una pantalla contra el viento. En su interior se genera un espacio de relación con el exterior, resguardado del viento pero visualmente permeable hacia el mar. Orientado a sur, recibe los rayos del sol incluso durante los meses de invierno.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Escaleras de madera
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Escaleras

Hormigón, material predominante

A nivel material, tanto en interiores como en exteriores se ha optado por el hormigón, por su carácter tectónico y una naturaleza pétrea que establece un intenso diálogo con el sustrato rocoso del lugar. Su gran resistencia a inclemencias de la intemperie como los fuertes vientos y el ambiente marino, y la poca demanda de mantenimiento lo convierten en una de las opciones más duraderas y sostenibles.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Patio interior
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Vistas

Grava de pórfido para cubierta y patios

En las cubiertas y patios intersticiales situados entre la intervención y el lecho rocoso se ha optado por la grava de pórfido proveniente del vaciado de la excavación.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Vista aérea

La calidez de la madera

Para dotar de calidez y armonía al conjunto, y compensar las cualidades intrínsecas del hormigón, se ha escogido madera de roble para las carpinterías exteriores, algunos revestimientos y piezas de mobiliario realizado a medida.

Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina.
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Dormitorio
Espectacular casa en Port de la Selva proyectada por Marià Castelló y José Antonio Molina. Baños

Fotografía: Marià Castelló 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Nuevo look para los edificios Torres Sarrià, por Francesc Rifé.

Entramos en la casa del arquitecto Raúl Sánchez, en Poblenou.

La arquitectura se camina en la ‘promenade’ de Les Coves de Vinromà.

9 ejemplos de puertas correderas para ganar espacio en el hogar.