Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Este apartamento esquinero en Poble Sec presume de personalidad.

El estudio Arantxa Manrique Arquitectes se ha encargado de rehabilitar esta vivienda de 105 m2, situada en una plaza barcelonesa. Aunque ha redistribuido sus estancias, ha mantenido intactos los techos de bovedilla cerámica y hasta algunas las pinturas de las paredes originales.

Vivir en Poble Sec

El barrio barcelonés de Poble Sec es uno de los que está más de moda en la capital catalana. No solo por su privilegiada ubicación a los pies de la montaña de Montjuïc, sino también por su innegable cercanía al centro y su vasta oferta gastronómica y cultural.

Al igual que años atrás ocurriera con la vecina Sant Antoni, cada vez son más quienes optan por mudarse a esta zona. Parece que allí se respira otro ambiente; la vida es mucho más sosegada pese a encontrarse a escasos metros de una jungla de asfalto.

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes
Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Un hogar abierto y flexible

Este apartamento esquinero de 105m2, situado en un edificio de inicios del siglo XX, ejemplifica la esencia de Poble Sec. Acaba de ser rehabilitado por Arantxa Manrique Arquitectes, en colaboración con la arquitecta Sara Serrano.

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes
Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

El estudio que lidera Manrique, establecido en Barcelona en 2008, planteó este hogar en esquina totalmente abierto hacia el exterior. Sobre todo, para aprovechar al máximo la luz natural y el sol de la tarde que entra desde la plaza los 365 días del año.

Asimismo, como explica su artífice, «la concebimos como una vivienda abierta, adaptable y flexible a lo largo del tiempo. Por ello fusionamos el proyecto con las preexistencias usando parte de la tabiquería existente y completándola para dividir el espacio en cinco estancias de tamaño similar».  

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Preservando su historia

De igual forma, la estudiada estrategia espacial se basó en la creación de nuevas interconexiones. Las circulaciones de la vivienda se realizaron de manera generosa. Por ejemplo, se crea un nuevo recorrido secuencial desde el centro de la tabiquería existente, así como desde el extremo de la fachada.

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Arantxa Manrique Arquitectes optó por utilizar materiales austeros y honestos. El motivo: de esta forma se podían enfatizar «los elementos originales que dotan de singularidad cada pieza y la arraigan al lugar».

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Además, no dudó en recuperar el suelo hidráulico en todo el espacio. También descubrió y aprovechó un techo de bovedilla cerámica y vigueta metálica en algunas de las estancias, que encajan con el conjunto.

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes
Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Mientras tanto, en otras, se recuperaron las antiguas pinturas de las paredes. Es más, esto último aporta a la vivienda una personalidad que escapa de lo común. Seguramente, en el barrio no existe ningún otro apartamento que haya preservado de tal forma este colorido legado.

Piso Poble Sec de Arantxa Manrique Arquitectes

Fotografías: Adrià Goula

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Top 10 Lofts. Vivir a lo ancho y sin puertas.

Masquespacio convierte el restaurante Pukkel en un paraje bellamente natural.

Un piso clásico actual en el centro de Madrid.

Entramos en la casa del arquitecto Raúl Sánchez, en Poblenou.