Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Pavillon A, arquitectura cristalina en Canadá.

Inspirado en la Ben Rose House de James Speyer (1953), discípulo de Mies Van Der Rohe, y en la Glass House de Philip Johnson (1939), el estudio de arquitectura canadiense Maurice Martel Architecte muestra su proyecto Pavillon A. Un pabellón para el relax y el baño en Saint Bruno de Montarville en Montreal, Canadá.

Vista del pabellón desde la esquina con un entorno de bosque y árboles de gran porte. Prisma con estructura metálica negra y perímetro de vidrio.

Un pabellón para un jardín

Pavillon A es el complemento perfecto de un alojamiento ya existente. Una pieza que permite guarecerse durante los duros inviernos de Canadá, y abrirse por completo hacia el jardín, cuando estos ya han pasado.

Alzado de un extremo del pabellón rodeado de árboles y cielo azul. Voladizo de la cubierta con claraboyas blancos y estructura metálica negra. Perímetro de vidrio que deja ver la piscina interior.

Como sus predecesores, Pavillon A es una pieza horizontal con una potente cubierta plana. Se apoya sobre una estructura ligera que construye el volumen y absorbe las carpinterías necesarias para la construcción de los paños de vidrio que cierran el perímetro. Casi diríamos que el pabellón se construye con una línea principal, la horizontal de la cubierta. Sin embargo, esta potente y rotunda operación no resta complejidad y artificio al resto de mecanismos necesarios para llegar a la imagen de los referentes de los que bebe: la Ben Rose House de James Speyer (1953) y la Glass House de Philip Johnson (1939).

Primer plano del lado más corto del pabellón y se ve el interior de la piscina.

Perímetro cristalino y estructura metálica negra

En cuanto a los principales materiales que configuran este volumen, tenemos el acero y el vidrio. La estructura metálica genera un orden al que se adhieren el resto de elementos de cierre, como las carpinterías de aluminio negras.

Por otro lado, la estructura se retranquea hacia el interior y deja la cubierta volada y exenta de apoyos en los bordes. El vidrio rodea por completo el Pavillon A y consigue que el jardín se refleje en el mismo, multiplicando la textura verde del entorno.

Vista del alzado más largo del pabellón con un entorno de bosque y árboles de gran porte. Prisma con estructura metálica negra y perímetro de vidrio.

La presencia de una cubierta, altamente tecnificada, con mecanismos como las claraboyas para introducir luz cenital, contrasta fuertemente con la de las carpinterías. Estas funcionan más como un velo, que permite abrir el pabellón y extenderlo hacia el jardín.

Interior tropical

En el interior se liberan las restricciones formales y se desarrolla un proyecto de interiorismo. La imagen y el orden modernos van perdiendo intensidad a golpe de gres porcélánico gris, plantas tropicales y una curiosa rareza, el baño. Se trata de un volumen cilíndrico alistonado en madera de cedro, colocada en una esquina del pabellón. Este volumen tiene integrado un banco que. por su posición contemplativa hacia el jardín, busca el rincón dentro de la condición diáfana del espacio de la piscina.

Vista interior con techo blanco con cuadros de luz de las claraboyas. La vegetación decorativa y perimetral del interior se fusiona con las vistas del bosque del exterior. Piscina azul cían con suelo de gres porcelánico gris.
Vista del cilindro forrado con listones de madera de cedro con puerta abierta y persona difuminada en posición de entrar al baño.
Vista a través de la puerta del interior del baño. Vista parcial del lavabo en columna cilíndrico, espejo rectangular con esquinas redondeadas y ducha en columna exenta de acero inoxidable pulido.

No es la última sorpresa que nos da esta pieza.  Al abrirla de una manera radical, todo el baño se convierte en una linterna de luz. Un espacio que, por sus condiciones geométricas y lumínicas, tiene una claridad difusa, alejada de la ortogonalidad del volumen del pabellón.

Vista hacia el techo con detalle de claraboya y entrada de luz cenital. Espacio en blanco y  revestimiento cerámico tipo gresite circular.

Fotografía: Adrien Williams

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

De antiguo establo a casa de vacaciones en Cantabria.

mujer paseando con seis totems de fondo polonia

Tótems que educan sobre el cambio climático.

IIIª Edición del Concurso inHAUS LAB «Diseña tu casa modular».

los mejores interiores iglesia de tas diariodesign

#FF: Garmendia Cordero, Madrid in Love, Valencia, PMMT, Hem.