Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
capilla sacromonte arquitectura religiosa en la naturaleza uruguay diariodesign

Capilla Sacromonte, arquitectura religiosa al servicio de la naturaleza.

¿Cómo deberían ser los espacios sagrados del siglo XXI? El estudio MAPA reflexiona sobre el espacio, las construcciones y la energía en un proyecto ubicado en Uruguay.

Situado en la Sierra de Carape, en el Departamento de Maldonado, cerca de Pueblo Edén – uno de los secretos más bellos de Uruguay – se encuentra la Capilla Sacromonte, un ejercicio de arquitectura que se funde con el entorno elevando la experiencia sensorial a un nuevo nivel. Un proyecto que evoca a la quizás más primitiva de las arquitecturas: aquella que aúna el paisaje y la humanidad con lo eterno.

capilla sacromonte paisaje diariodesign

Su construcción forma parte del complejo Sacromonte Landscape Hotel. Trece bungalows prefabricados en medio de un viñedo y la pequeña capilla de madera dedicada a la Virgen de La Carrodilla – la patrona de los enólogos – construida en uno de los puntos más altos y despejados del terreno.

En un escenario rodeado también de lagunas, cerros y refugios, la Capilla de Sacromonte se concibe como “un amplificador de paisaje”, explican desde el estudio, formado por arquitectos uruguayos y brasileños. Un paisaje que definen como “un campo de fuerzas relacionales, de antiguas intensidades y nuevos impulsos que coexisten en una nueva entidad inédita”.

El diseño del edificio, por tanto, busca provocar una tensión calmada entre peso y levedad, presencia y desaparición, tecnología y naturaleza. Un mensaje potente usando, a su vez, la menor cantidad de recursos posibles.

La edificación es también prefabricada. De hecho, fue transportada desde Portugal. Está formada por una estructura exterior compuesta por dos planos de madera de 9 x 6 metros los cuales descansan el uno sobre el otro sin llegar a tocarse, en una forma que recuerda la posición de las manos durante el rezo.

El interior, de escasos 27 metros cuadrados, ofrece protección y refugio a la Virgen dentro de una caja negra que atraviesa la estructura rompiendo la simetría “en un acto transcendental”. La luz entra en su cara posterior a través de una lámina de ónix translúcida.

El hecho de que ambos planos no se toquen pretende, por su parte, diluir los límites entre interior y exterior, creando un espacio que sea parte del entorno al mismo tiempo.

La ambigüedad del ámbito espacial se completa con una cruz anclada en una roca cercana a la capilla.

El resultado es un golpe de efecto enigmático que deje a los visitantes con más preguntas que respuestas.

Ver otros edificios religiosos en Diariodesign.

Fotografía: Leonardo Finotti y Tali Kimelman

Fotografía desde el dron: Fabián Sarubbi

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Concurso de arquitectura Technal: inscripciones abiertas.

PAN Treetop Cabins, dormir en el bosque noruego.

París apuesta por el uso mixto.

Snøhetta construye un templo de cristal para Swarovski.