Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House jardin diariodesign

Nueva vida para la Rogers House, propiedad de Harvard.

Construida en 1968 por Richard Rogers como prototipo de vivienda industrializada, la Rogers House –también conocida como Wimbledon House o Parkside 22– ha sido recientemente restaurada por Gumuchdjian Architects. El estudio londinense ha convertido el que fue el hogar de una familia en la nueva sede central del programa de becas Richard Rogers de la Universidad de Harvard (GSD de Harvard).

La demanda que Harvard hizo a Gumuchdjian Architects fue clara: renovar este icono de la arquitectura moderna. Debía convertirse en el alojamiento de los colaboradores académicos que participan en la residencia de tres meses para la investigación de urbanismos futuros, y además servir como lugar de celebración de seminarios y eventos públicos.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House jardin diariodesign

La Rogers House supuso en su momento un cambio radical frente a los métodos tradicionales constructivos. Completamente industrializada, su formato regular le ha permitido evolucionar acorde a las nuevas tecnologías y adaptarse así al paso del tiempo. Algo que no hubiera sido posible de no ser por su estructura de acero, que además de duradera proporciona a la casa su aspecto emblemático.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House salon diariodesign

Diseñada por Richard Rogers, la vivienda ve su materialidad diluida por los jardines y las fachadas completamente acristaladas que borran los límites entre interior y exterior. Donada a la Universidad de Harvard por Lord Rogers y Ruth Rogers y clasificado como patrimonio de Grado II en Reino Unido, la construcción refleja a la perfección el interés del arquitecto por la relación que une arquitectura y urbanismo.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House salon diariodesign

Mantener el carácter original del diseño

“Nuestra propuesta ha sido devolver la casa al estado posterior a su reforma en 1990, incorporando en la medida de lo posible nuevos materiales“, cuenta Philip Gumuchdjian. Antes de fundar su propio estudio, el arquitecto había trabajado en Richard Rogers Partnership durante 18 años. “La idea era mantener el carácter del diseño en lugar de la estructura del edificio en sí”, añade.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House cocina diariodesign

Muy sencilla a priori, la intervención acabó provocando la sustitución de tres cuartas partes de su envolvente. Junto a la cubierta y los muros llenos de amianto, hubo que demoler los volúmenes añadidos posteriormente, así como los nuevos tabiques. Además de una profunda reestructuración de las instalaciones, la carpintería y el mobiliario, y un nuevo diseño del jardín, desde la calle hasta el fondo de la parcela.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House comedor diariodesign
Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House diariodesign

Tras la reforma, la casa recuperó gran parte de su transparencia y fluidez visual original. Una construcción con la estructura como elemento de unión entre piezas de épocas distintas y con ciclos de vida más cortos, como los paneles y el acristalamiento. Completamente a la vista y pintadas de un amarillo que se prolonga sobre algunas piezas del mobiliario, vigas y pilares son, junto a los vibrantes colores del mobiliario, los grandes protagonistas del proyecto.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House bano diariodesign Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House bano diariodesign

De una sola planta, la casa se distribuye en dos pabellones. Con un gran espacio diáfano que alberga las estancias comunes y el dormitorio principal, y un volumen cerrado con el baño, en el mayor de ellos; el de menor tamaño alberga un salón-comedor directamente conectado a la cocina, dos dormitorios y un baño. Tanto las paredes como los suelos de los dos baños se han revestido con superficies HI-MACS®. Un material de piedra acrílica, que no poroso y sin juntas puede ser moldeado con cualquier forma.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers House vista exterior diariodesign

Jardines e interiores como un todo unificado

El diseño del jardín ha corrido a cargo del arquitecto paisajista Todd Longstaffe-Gowan, para quien “Parkside es una obra de arte total, donde la casa, los jardines y los interiores forman un todo unificado”. Un espacio teatral y luminoso, en el que juegan un papel muy importante los parterres y la vegetación. “Nuestro objetivo ha sido restablecer el equilibrio de la composición de los años 60, para reflejar así las intenciones del arquitecto y recuperar la riqueza, el ritmo y las texturas del paisaje original”.

Wimbledon House Gumuchdjian Rogers Housesalon jardin diariodesign

Parkside no es solo un producto emblemático y adaptable para vivir, ni tampoco un simple edificio experimental histórico que presagia las futuras creaciones del arquitecto. Es una casa y un jardín con una memoria, un brillo y un aura únicas” señala Philip Gumuchdjian, para quien ha sido prioritario conservar estas cualidades dentro de una composición urbana y totalmente renovada del siglo XXI.

Fotografía: Petr Krejčí

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

open call becoming biennale venecia diariodesign

¿Quieres participar en la Biennale de Arquitectura de Venecia 2018?

restaurante casa plata sevilla lucas hernandez gil diariodesign

Restaurante Casa Plata: ecos de Morandi en el corazón de Sevilla.

hoteles con spa soho farm house michaelis boyd diariodesign

Propuestas de hoteles con Spa para desconectar. (II)

sex and the city storefront andres jaque miguel de guzman diariodesign

SEX AND THE CITY bajo la mirada de dos arquitectos españoles.