Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Claesson Koivisto Rune agilizan la producción del diseño industrial.

El tedioso proceso del diseño industrial al que un creador se ve abocado hasta llegar a ver su diseño en el mercado muchas veces es frustrante. No solo en el caso de los diseñadores emergentes, sino también en el de los ya consagrados, como es el caso de los reconocidos Claesson Koivisto Rune.

El estudio de arquitectura y diseño afincado en Estocolmo – que forman Mårten Claesson, Eero Koivisto y Ola Rune – tras 25 años dedicados a diseñar para grandes marcas del sector y experimentar en su piel las largas fases a la que las firmas someten los diseños hasta su validación para la producción, han decidido lanzarse a experimentar con estos procesos por su cuenta.

El trío de diseñadores ha colaborado con Rasmus Palmgren, un alumno en practicas de su estudio, en el desarrollo de su tesis en la universidad de Malmstens, popular por su instrucción en el campo de la carpintería. El proyecto se ha centrado en el estudio de crear y evolucionar prototipos. Con la intención de facilitar el proceso, el estudio ha sido el encargado de supervisar la producción y el desarrollo con tal de que los diseñadores puedan tener el control hasta su puesta en producción, facilitando todos los trámites y acortando el tiempo de nacimiento de la pieza.

Bajo estas premisas, el estudio Claesson Koivisto Rune adquirió el reto de diseñar y producir una silla en madera. La apuesta por este tipo de pieza reside en la dificultad de combinar varias piezas y que a su vez sean estables. El diseño de la silla se llevó a la mínima expresión en cuanto a detalles y uniones, sin obviar la solidez y estabilidad que una pieza de asiento ha de resolver. Además se buscó la facilidad de que todos los componentes se produjeran en serie.

El resultado de este proyecto de los Claesson Koivisto Rune es de una silla fabricada en ocho semanas. El estudio sueco busca que se reconozca el papel del diseñador actual. Si hace unos años eran los fabricantes los que desarrollaban los diseños a partir de bocetos y asumían la responsabilidad de la producción ahora son cada vez más los diseñadores los que se hacen cargo de la creación de documentos avanzados y maquetas en 3D.

 

Actualmente el estudio Claesson Koivisto Rune está ya explorando la producción en serie esta silla, e investiga este mismo proceso para su aplicación en otros diseños.

 

Fotografías de Anthony Hill

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

38 Beams, madera reciclada para servir al lujo de Design Miami.

El Portillo de Stone Designs, en la estación de Javalambre (Teruel).

Semana Naranja: Jornada de Economía y Diseño en Matadero de Madrid.

Una mirada al diseño portugués en Matadero Madrid.