Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Brutalismo, niños, y plazas de hormigón.

Gran Bretaña, poco después de la Segunda Guerra Mundial y en pleno desarrollo post-conflicto, se encontró con la necesidad de construir y, sobre todo, de hacerlo de forma barata. Es por esto que se decidió recurrir al material por antonomasia de la arquitectura moderna: el hormigón.

Alguna de las principales características eran utilizar su belleza tosca y las marcas vistas de los encofrados como único adorno en las fachadas. Así, se recurría a su honestidad plástica al dejar al descubierto la estructura del edificio, sin ningún avío, tal y como había promulgado Adolf Loos en “Ornamento y Delito”.

La instalación que alberga Vitra Design Museum desde el pasado 14 de enero, The Brutalist Playground, explora los patios de recreo diseñados en hormigón cómo parte de las urbanizaciones de la postguerra de mediados del siglo XX. Estos se consideraban un aspecto clave del diseño de las fincas y, como tal, reflejaban tanto las teorías del movimiento brutalista como las preocupaciones sociales de la época. Los arquitectos y urbanistas del movimiento consideraban que estos parques ayudaban a la liberar a los niños del deseo material de poseer juguetes y abrían su imaginación.

LONDON, ENGLAND - JUNE 08: The Brutalist Playground is the latest work by Turner Prize nominees Assemble with artist Simon Terrill at the RIBA on June 8, 2015 in London, England. The installation is open free to the public from 10 June to 16 August at the Architecture Gallery, RIBA, London. (Photo by Tristan Fewings/Getty Images for The Royal Institue Of British Architects (RIBA))
LONDON, ENGLAND - JUNE 08: The Brutalist Playground is the latest work by Turner Prize nominees Assemble with artist Simon Terrill at the RIBA on June 8, 2015 in London, England. The installation is open free to the public from 10 June to 16 August at the Architecture Gallery, RIBA, London. (Photo by Tristan Fewings/Getty Images for The Royal Institue Of British Architects (RIBA))

Sin embargo, en la década de los 70, con el fracaso de la implementación de estas nuevas zonas urbanas, el movimiento brutalista cayó en desgracia, ya que se asociaba a las construcciones de los barrios deprimidos. Se le dio una connotación negativa y empezaron a recibir criticas de la comunidad arquitectónica y los defensores del bienestar infantil. Como resultado, muchos de estos patios se perdieron y se desdibujó uno de los aspectos de la historia de la vivienda social, convirtiéndolo en desconocido.

Desde entonces, también muchos edificios brutalistas han ido desapareciendo, aunque también han surgido movimientos conservacionistas que han conseguido que el movimiento brutalista volviese a brotar, como es reflejo la instalación The Brutalist Playground.

01 Photo Alun Bull, copyright RIBA
03 Photo Alun Bull, copyright Riba

La instalación, que se puede visitar hasta el 16 de abril en el Vitra Design Museum, es obra del colectivo de arquitectos Assemble en colaboración con el artista Simon Terrill. Estos, basándose en el material de archivo del RIBA (Royal Institute of British Architects ), han reproducido a escala 1:1 los parques de la postguerra demolidos e instalaciones arquitectónicas para niños usando espuma en diferentes densidades y tonos pastel.

The Brutalist Playground reconstruye las estructuras de los parques de Churchill Gardens en Pimlico, The Brownfield Estate en Poplar, y The Brunel Estate en Paddington, permitiendo separar mentalmente las características formales de los objetos, de su material. El hecho de que el visitante pueda interactuar en y con el patio de recreo, permite explorar los conceptos espaciales originales del movimiento brutalista y plantear preguntas sobre el diseño en el ámbito lúdico y de juego, desde una prospectiva histórica y contemporánea.

Muchas de las áreas de juego consisten en formas y estructuras que hoy en día serían impensables por considerarse no aptas por los estándares de seguridad que rigen las sociedad actual.

08 John Maltby, RIBA Library Photographs Collection
07 John Donat, RIBA Library Photographs Collection

La exposición recrea desde los platillos volantes inclinados, las chimeneas hasta las cajas de hormigón huecas que formaban dichos parques. Los diseñadores de Assamble y Simon Terrill optaron por su construcción en espuma por la semejanza en el acabado moteado, muy parecida a la del hormigón martillado.

Los colores son estándar, y se refieren a la densidad de la espuma por lo que la rosa es más densa que la azul. La colorista instalación la acompaña una proyección de imágenes de los parques originales y un audio que recrea los sonidos proyectados en el hormigón.

02 Photo Alun Bull, copyright Riba
09 Photo Alun Bull, copyright RIBA

Tanto Assamble cómo Simon Terrill utilizan la instalación no solo para recuperar y analizar piezas claves de la arquitectura moderna, sino también como pretexto para cuestionar la arquitectura actual, recuperando un periodo en el que la arquitectura era más audaz e ilusionante. Sin duda, es una exposición que no pasa desapercibida, al igual que el movimiento brutalista que aún sigue creando controversia.

 

The Brutalist Playground

14.01. – 16.04.2017

Vitra Design Museum Gallery

Charles-Eames-Straße 2, Weil am Rhein

Alemania

Texto: Yolanda Aranda

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Una iglesia que predica el minimalismo gracias a Qubus Studio.

Nueva edición de los Premios ASCER: se busca la excelencia cerámica.

PKMN nos anima a ‘Vivir a lo grande’ con la CASA MJE.

ASCER convoca sus Premios Cerámica de Arquitectura, Interiorismo y PFC. ¿Participas?