Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
teaser-6-jordi-rizo-disenador-industrial-gente-slowkind

Jordi Rizo: el encuentro entre técnica y poesía.

Jordi Rizo es un diseñador que habla de técnica, pero sus piezas poseen una delicadeza poética. Quedamos con él en la Garriga, una pequeña localidad cercana a Barcelona, que mantiene todavía el encanto del que fue en su día lugar de veraneo de la burguesía catalana. En una mañana suave de principios de octubre, Jordi nos recibe en una preciosa casa modernista, con un jardín lleno de rincones que nos trasladan a otra época y manera de vivir. Aquí se encuentra su estudio y desde él nos cuenta su pasión por el diseño, nos enseña sus maravillosas libretas, repletas de apuntes, ideas y dibujos. Unos bocetos inspiradores que retomará llegado el momento, para convertirse en los cimientos de un trabajo bien hecho.

¿Qué te llevó al diseño?
Soy hijo de ingeniero y nieto de artista. Desde muy pequeño crecí influenciado por ambas disciplinas. Supongo que eso me ha llevado a ver el diseño como algo natural, casi sin darme cuenta.

Si observamos tu trabajo vemos claramente que está influenciado, también, por la arquitectura. ¿Es importante para ti?
Tengo una forma de trabajar el proyecto en la que a menudo se acumulan las ideas. Así que, al igual que muchos colegas, sigo un proceso de síntesis hasta quedarme con lo básico. Con la idea esencial que define el ADN de cada objeto. Lo mismo hago con la forma, y el resultado suelen ser geometrías simples que a menudo pueden recordar a las de un edificio. Hay algo casi espiritual en las líneas puras que me resulta muy atractivo. Transmiten paz y tranquilidad. Ocurre con los edificios, pero también con los objetos. La principal diferencia es que si diseñas objetos puedes centrarte en cada pequeño detalle como si fuera un mundo. Los arquitectos lo tienen mucho más difícil. Deben sobrellevar la resolución de una cantidad ingente de detalles manteniendo la visión global del proyecto.

01-jordi-rizo-diseno-industrial-gente-slowkind

¿Eres perfeccionista entonces?
Si te dedicas a esto tienes que serlo. Yo creo que el 99% de los diseñadores lo son y 1% que dice que no, es por que queda bien en una entrevista. Cuando quieres hacer algo bueno tienes que echarle muchas horas.

Hemos visto unos cuadernos preciosos con dibujos, ¿qué son?
Las ideas tienen la mala costumbre de presentarse en los momentos más inoportunos. Desde hace muchos años, utilizo libretas como las que habéis visto para depositarlas y poder seguir con lo que estaba haciendo. Así quedan registradas por orden de aparición y a punto para poder recurrir a ellas en el momento preciso. Casi todos los productos de Obvious, han salido de aquí.

¿Son el primer paso de tus ideas?
Lo son si además del dibujo tienes en cuenta el posterior proceso de maduración y rectificación. Muchos de los dibujos no son tan buena idea cuando los revisas al día siguiente. Cuando tengo un encargo la cosa es diferente. Hay una serie de pasos previos imprescindibles antes de coger el lápiz. Detenerse a definir el producto, investigar el mercado, observar al usuario… Son los cimientos para un trabajo bien hecho.

02-jordi-rizo-diseno-industrial-gente-slowkind
03-jordi-rizo-diseno-industrial-gente-slowkind
Si tuviéramos que definir tu trabajo diríamos que es belleza y funcionalidad, ¿cómo lo definirías tu?
Se ha hablado muchísimo sobre la dicotomía forma-función. Recuerdo una conversación en Elisava con un profesor, en la que este zanjaba la discusión considerando la estética como una función más. Para mí fue una auténtica revelación. Una teoría irrefutable que puedes verificar nada menos que observando la naturaleza. Esto me permitió aparcar el tema y empezar a pensar en otros factores que tienen que ver con la ética, la responsabilidad social y el medioambiente, por ejemplo.

Algunas de tus piezas son realmente fascinantes, una de tus lámparas imita una figura de origami de papel, pero está realizada en acero, háblanos de ella.
Algunas ideas te rondan por la cabeza durante años, esperando la oportunidad de materializarse. Originalmente, la forma de esta lámpara estaba pensada para hacerse sobre cartón. Finalmente, decidí adaptarla al lenguaje de Obvious (editora de diseño fundada por Jordi) haciéndola en chapa pintada, lo cual incrementa la categoría de la pieza. Ahora, lo que en la pieza de cartón eran cuatro pliegues contrapuestos sin más, se ha convertido en un pequeño misterio para quien intenta imaginar cómo se ha llegado a realizar el pliegue en metal. Para aprovechar aún más las oportunidades que brinda el material, también desarrollamos un circuito que está conectado a la chapa y que puede detectar el contacto humano. Cuando la acaricias, la lámpara se enciende lentamente, como si despertara!

07-jordi-rizo-diseno-industrial-gente-slowkind
¿Cuáles son tus materiales favoritos?
Me interesan mucho los materiales naturales que necesitan de la mano de un artesano. Además, nos evitan entrar en competencia con las grandes marcas que producen masivamente a precios muy bajos. Aquí existen materiales y técnicas artesanales a las que podemos sacar mucho partido, que marcan la diferencia respecto al producto global y que suponen un reto muy estimulante para cualquier diseñador.

¿La productividad cómo se aplica a la artesanía?
No sé hasta que punto el público comparte la misma idea de artesanía que tenemos muchos diseñadores. Todo el mundo la asocia con facilidad a oficios como la carpintería, el soplado de vidrio o el torneado de cerámica. Pero hay mucho más. Un oficial de taller plegando una chapa con precisión también es un artesano, aún que utilice una plegadora hidráulica de 120 toneladas. Lo mismo ocurre con un soldador o con un pulidor. La mayor parte de estos oficios requieren años de experiencia y no es fácil dar con un profesional que los domine de verdad. Si te fijas bien en el acabado de cada pieza, percibirás las pequeñas huellas que ha dejado cada proceso. En nuestro país aún existe todo un entramado de talleres trabajando de este modo, haciendo las piezas una a una pero en cantidades suficientemente grandes como para poder suministrar a empresas de primera línea. Depende de nosotros que esto no se pierda. En los países nórdicos, por ejemplo, ya casi no existen talleres y los que hay son carísimos. Lo habitual es encargar toda la producción a empresas de China, con todo lo que ello conlleva.

05-jordi-rizo-diseno-industrial-gente-slowkind

06-jordi-rizo-disen%cc%83o-industrial-gente-slowkind

¿Qué es lo que le aporta un diseñador a una empresa?
Como todo el mundo sabe, un diseñador es el profesional que crea un producto de consumo equilibrando una serie de factores como la función, la forma, el precio, etc. Lo que muchas empresas parecen no saber es que el diseño no empieza en el momento de desarrollar el producto, sino mucho antes. Un diseñador puede aportar mucho a la cadena de valor de una compañía. Las empresas que realmente destacan, tienen a diseñadores participando en las decisiones estratégicas de la empresa, definiendo la filosofía y evolución de la marca y participando a nivel táctico en los diversos sistemas y procesos.

Queremos agradecer a Jordi Rizo el tiempo que nos ha dedicado para poder realizar esta entrevista.

Entrevista y Textos Slowkind
Fotografías Mai Oltra


Sponsored by

banner-mydrap-621x160

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

ArchiPortrait: los personalísimos retratos de los grandes de la arquitectura, por Federico Babina.

Siéntate y respira. Llega a Barcelona ‘La historia de Cassina a través de sus sillas’.

El artesano que dibuja a lápiz: así es la obra del arquitecto chino Wang Shu, premio Pritzker 2012.

TNK A500, la silla tecnológica y sostenible de Alegreindustrial para la empresa alicantina Actiu.