Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Laura Novo Muñoz
7 noviembre 2016

Un claustro de madera para H&M en Taiwan.

El estudio JC Architecture ha sido el encargado de reconfigurar los departamentos de finanzas y logística de las oficinas que la conocida firma de moda sueca H&M tiene en las montañas de Ruifanga, a las afueras de Taipei, en Taiwan. Un proyecto que cuestiona el esquema estereotipado de las oficinas convencionales, con el que los arquitectos han querido crear un ambiente casual, acogedor y lúdico, reflejo de la capacidad creativa y de iniciativa de sus trabajadores.

11-hm-taiwan-j-c-architecture
6-hm-taiwan-j-c-architecture

Las privilegiadas vistas sobre las montañas circundantes, unidas a la estructura del edificio, de grandes luces y altos techos, hicieron que los arquitectos optaran por una arquitectura abierta y continua. Espacios fluidos que promueven la creatividad, la personalización y la colaboración entre sus trabajadores, y que además potencian la relación entre dentro y fuera.

3-hm-taiwan-j-c-architecture
4-hm-taiwan-j-c-architecture

Para dar cabida a las diferentes necesidades de cada equipo se crearon dos espacios de trabajo separados, conectados por un área comunal o ‘patio’ que asegura la relación entre ellos.

12-hm-taiwan-j-c-architecture
5-hm-taiwan-j-c-architecture

Muy luminoso y rodeado por tabiques de madera en los que se abren arcos de distintas alturas y anchos, el patio simula una plaza al aire libre donde los trabajadores se reúnen a charlar, descansar, trabajar o comer juntos. “Hemos tratado de disolver la típica jerarquía de las oficinas tradicionales, diseñando los espacios desde una escala humana, con pequeños núcleos y áreas de descanso intercaladas” señalan los arquitectos.

10-hm-taiwan-j-c-architecture
2-hm-taiwan-j-c-architecture

Los puestos de trabajo se localizan en lo que ellos llaman el ‘claustro’, un espacio en forma de L con un lado volcado al interior del edificio y el otro con vistas al patio. Para señalar el transito entre las distintas zonas, los arquitectos han empleado distintos pavimentos, con hormigón vertido en el patio comunal, simulando un ambiente al aire libre; y alfombras con patrones geométricos en las oficinas, con las que se logra una sensación más cálida y textural.

7-hm-taiwan-j-c-architecture 8-hm-taiwan-j-c-architecture

 

Fotografía: Kevin Wu (cortesía de v2com)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Un apartamento en tres dimensiones, de Héctor Ruiz-Velázquez.

Bridge Studio, un refugio para la desconexión de escritores en Fogo Island, Terranova.

Hoy, Día del Libro, te regalamos un ejemplar de 100 Getaways Around the World de Taschen.

Pont de Singe: un espectacular puente “flotante” en Tatton Park, Cheshire, por Olivier Grossetête.