Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Can Basso o el placer de vivir en una finca ibicenca.

En la parte más rural de la isla, al pie de una colina verde y dirigida hacia la tranquilidad del valle, nos encontramos con una auténtica finca ibicenca de una arquitectura original, apenas realzada por el gesto contemporáneo. Una intervención que aporta justo lo suficiente para salvaguardar el espíritu original de la casa, eso sí, adaptándola a las necesidades y estética modernas. Entre líneas rigurosas y la atención prestada a cada detalle, la impecable simplicidad contrasta en un juego con la creatividad.

Más proyectos en Ibiza en diarioDESIGN.

Kelosa Ibiza 01 (5)
Kelosa Ibiza (24)
Can Basso es una finca con más de 300 años de antigüedad, cuya reforma en 2010 fue obra de Francis Dimmers y la arquitecta ibicenca Ángela Molina. La propiedad tiene 392 m2 de vivienda y un terreno de 25.000 m2, donde se pueden contemplar las puestas de sol al fondo del pintoresco valle de Morna.

Kelosa Ibiza (34)

Kelosa Ibiza (21)
El proyecto se basó en conservar y poner en valor a las particularidades originales de la finca tradicional. Haber obrado de este modo ha tenido innumerables ventajas. Por ejemplo, gran parte del agua consumida en la vivienda se debe a la conservación de los distintos módulos de almacenaje, como el recurso arquitectónico tradicional de recolección de agua potable a través del aljibe.

Kelosa Ibiza (29)

Kelosa Ibiza 01 (6)
La fachada y la puerta principal están enfrentadas de sur a norte, de tal forma se consigue una ventilación cruzada que refresca la vivienda a modo de aire acondicionado natural. Esto se suma a que los muros gruesos característicos de la finca ibicenca son muy efectivos a la hora de aislar del calor en verano y del frío en invierno. Esta técnica arquitectónica milenaria ha demostrado ser más efectiva en tema aislamiento que muchas de los sistemas modernos y, además, permite un ahorro en consumo.

Kelosa Ibiza (36)

Kelosa Ibiza (17)
En Can Basso se reconstruyeron techos y se reformaron a fondo antiguos establos y corrales para convertirlos en espacios habitables. A primera vista, se presenta como una finca totalmente original.

Nueva kelosa ibiza
Sin embargo, al acceder a la terraza trasera o el interior de la casa, una inspección más detallada permite percatarse de que por ejemplo muchas de las paredes son completamente nuevas. O que los acabados, las claraboyas, la iluminación, la cocina y el mobiliario son el resultado de un diseño interior moderno que tiene en cuenta las últimas tendencias. Un diseño interior cuidadosamente ejecutado y que ha prestado atención a cada detalle.

Kelosa Ibiza 01 (8)
Los elementos modernos en Can Basso están sutilmente presentes, prácticamente ocultos, dentro de armarios empotrados en las paredes, como en el caso de la cocina de bulthaup.

Kelosa Ibiza (30)
La acompañan  mobiliario de Zanotta, baños de Agape y la iluminación de Tom Dixon e Ingo Maurer. Cuanto más tiempo se encuentra uno en la propiedad, más se da cuenta de que esta finca ibicenca ha sido un proyecto realizado por amantes del diseño contemporáneo con una clara vocación de respetar la tradición.

Kelosa Ibiza (9)
La vivienda cuenta con cinco dormitorios dobles y uno individual, todos ellos con baño en suite, una sala tradicional utilizada como comedor, despacho, salón y una cocina semi-abierta, ambos con salida a la parte delantera con terraza y piscina.

Kelosa Ibiza (8)
Las habitaciones de las unidades separadas de la casa principal antiguamente eran establos, hoy reconvertidos en espacios de descanso acogedores y luminosos. Cada una tiene su propio baño, con elementos decorativos que prevalecen y recuerdan a lo que era antes. Las otras dos habitaciones de la casa principal a primera vista parecen completamente nuevas; pero el baño en suite con paredes de piedra natural, las hacen entonar de nuevo con el estilo Can Basso.

Kelosa Ibiza (5)

Plantée en pleine terre ibicenca, une finca renaît dans son architecture vraie juste sublimée par un geste contemporain. Dans la rigueur des lignes et le souci du détail, la simplicité du terroir joue sans fausse note sur des contrastes créatifs.--Dans l'ancienne bergerie, une chambre perpétue la rusticité avec des peaux de chèvres qui, le soir, viennent s'accrocher façon rideau sur des patères en sabine.
A lo largo de la finca nos encontramos con materiales nobles y robustos, respetando las tradiciones y procesos de trabajo locales. Los techos de la casa suelen mostrar los troncos de sabina, elemento característico de la finca tradicional. Las ventanas y claraboyas que se encuentran a lo largo de la finca Can Basso juegan delicadamente con la luz natural, corrigiendo de este modo la principal carencia que solían tener este tipo de construcciones antiguas: luz externa y la derivada sensación de espacio.

Kelosa Ibiza (31)
Vemos también como el estilo basado en lo tradicional se complementa perfectamente con todos los detalles decorativos modernos, algunos inspirados en el vintage, como las lamparas colgantes, las bombillas expuestas, los lavamanos y bañeras de estilo industrial o los armarios. El proyecto representa una lograda combinación de extremos, entre lo antiguo y tradicional y lo moderno e innovador.

Kelosa Ibiza (13)

Kelosa Ibiza (12)
Can Basso sólo está a unos minutos de distancia del centro de Santa Eulalia y sus playas, pero parece estar más apartada, ya que el campo que la rodea y la montaña colindante transmiten la sensación de los lugares más aislados de la isla. Es un lugar ideal para experimentar unas vacaciones rodeados de tranquilidad, naturaleza y la belleza de vivir en primera persona el patrimonio de Ibiza.
Kelosa Ibiza (11)
El jardín que rodea la finca es otro punto a tener en cuenta. Como no podía ser de otro modo, se trata de una combinación de árboles frutales autóctonos y característicos de la isla. La vegetación del jardín de Can Basso es la misma que se encontraría en un hogar rural ibicenco, como si se tratara de un campo de cultivo pero un tanto más ‘estético’.

Kelosa Ibiza 01
La piscina, que a momentos puede parecer un estanque natural, se rodea de un césped bien cuidado, el hormigón que encuadra las líneas minimalistas y el colorido campo ibicenco de predominante tierra roja. Desde la zona de la piscina y sus terrazas se puede contemplar la atmósfera rural de Ibiza y disfrutar de su serenidad, cuando todo diseño en esta casa parece haber sido concebido en favor de una armonía del lugar.

Kelosa Ibiza (28)
Existen pocos proyectos en la isla tan logrados, no sólo por el respeto con el que se reformó la finca, sino también por la orientación de sus espacios de vida y la forma en la que consigue sacar el potencial al entorno natural que la rodea. En los próximos años se verá si Can Basso sienta un precedente para una nueva tendencia en Ibiza, pero no hay duda de que tiene muchas opciones.

Fotografías de Greg Jouslin, cortesía de Francis Dimmers.

Para saber más sobre la finca Can Basso, puedes visitar la página web de su inmobiliaria aquíwww.kelosa.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Diseño contemporáneo y arquitectura eficiente en la casa Sifera, en la provincia de Girona.

Saltz de Rolf Sachs en el Dolder Grand Hotel.

Editorial Gustavo Gili presenta “Todo sobre la casa”, un libro de Anatxu Zabalbeascoa.

Una galería de arte en Roma… ¡sacripante!