Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Arantza Álvarez
28 Diciembre 2015

El Club de las Malasmadres se ‘desvirtualiza’ gracias a IKEA.

Si tienes hijos, seguro que has oído hablar del Club de las Malasmadres, un exitoso proyecto online que, de la mano de IKEA, ya cuenta con su propio espacio offline real en el centro comercial Moda Shopping de Madrid. Para las malas madres ‘reales’ puedan compartir sus experiencias no sólo virtualmente.

Club de Malas Madres - IKEA

#MalasmadresHouse refleja el espíritu rebelde y sofisticado de este blog, nacido de la mano de la Malamadre Jefa, Laura Baena. Una malagueña de 34 años, que tras años de experiencia en el campo de la publicidad y en la dirección creativa, experimentó un antes y un después en su carrera tras nacer su primera hija.

Club de Malas Madres - IKEA

Fue en ese momento cuando decidió plasmar sus anécdotas como recién estrenada ‘malamadre’ en una publicación online propia, que en poco tiempo empezó a cobrar una fuerza y un volumen de seguidores tan potente que pasó a ser un club, el Club de las Malasmadres.

Club de Malas Madres - IKEA

“Un día te das cuenta de que la capa de superwoman no vuela. Sientes que eres una malamadre de manual y lo gritas al mundo”, asegura Laura Baena al compartir el comienzo de la historia del Club de las Malasmadres, del que también afirma que “es un club de madres con mucho sueño, poco tiempo libre, alergia a la ñoñería y ganas de cambiar el mundo”.

Club de Malas Madres - IKEA

Lorenzo Meazza, Director de La Escuela de Decoración de IKEA explica por qué la compañía decidió asumir este reto: “En IKEA nos gusta estar al lado de la gente y entender sus necesidades para ayudarles a mejorar su vida y el Club de las Malasmadres inspira a muchas mujeres a través de su blog para conseguir el sueño de conciliar su vida profesional y su faceta de madre. Tras una exitosa andadura, este apasionado club quería dar un paso más y ‘desvirtualizarse’, y contagiados por su entusiasmo y energía decidimos acompañarles en este reto”.

Club de Malas Madres - IKEA

Para conseguirlo, Malasmadres necesitaba un lugar físico en el que trabajar y crear experiencias para sus fieles seguidoras y por eso junto con IKEA se diseñó un espacio en el que cada día fuera mágico y en el que pudieran desarrollar múltiples actividades.

Flexibilidad y colores vibrantes han sido las pautas que han guiado a IKEA en este proyecto para reflejar la identidad desenfadada y elegante de este popular club.

Club de Malas Madres - IKEA

Un lugar lleno de vida, donde forma y función fueran de la mano y en el que además de trabajar a diario, muchas malas madres pudieran tener muchos buenos encuentros.

Club de Malas Madres - IKEA

 

#MalasmadresHouse

Moda shopping

General Perón, 40 – Local 56

Madrid

clubdemalasmadres.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. Bualla

    ¡Buenos días!
    Gracias a esta entrada, ahora conocemos el proyecto de El Club de las Malasmadres y nos parece fascinante 🙂
    La decoración elegida por la Escuela de Ikea creemos que se integra muy bien con la estética de la plataforma online: moderno, vivo y líneas sencillas.
    En nuestro blog hablamos de decoración, interiorismo, etc. Si os queréis pasar, nos encantaría que nos dierais vuestro feedback: http://bualla.com/blog/

    ¡Un saludo y enhorabuena por el blog!

Artículos relacionados

Pavimentos hechos de redes de pescadores: la belleza de los océanos en la colección Nett Effect de Interface.

Amarre 69: anclado al pasado marinero de la Barceloneta.

panaderia almacen industrial san francisco tartine manufactory diariodesign

La panadería del barrio, a lo californiano.

Juguetería El conte de la Pilar, el paraíso de los niños felices.