Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Alexander Calder en su taller

10 cosas sobre Calder que descubrirás en la Tate Modern. (II)

Hace unos días te abrimos el universo Calder, que hemos podido descubrir de cerca gracias a la exposición que la Tate Modern de Londres acoge hasta el 3 de abril de 2016. Performing Sculpture muestra más de 100 obras de Alexander Calder (1898 – 1976); seguimos repasando la lista de algunos de los descubrimientos sobre el gran inventor del arte cinético.

Lee aquí la primera parte de este artículo.

6. El compositor Earle Brown convirtió las esculturas de Calder en notas musicales

Calder también exploró la percusión del sonido en sus esculturas móviles, tal como puede observarse en tres de las piezas que acompañan la exposición: Triple Gong, Reed Gong y Streetcar. Además la mítica pieza musical creada especialmente por el compositor Earle Brown para el móvil Chef d’Orchestre sonó por primera vez en treinta años en el Turbin Hall de la Tate con motivo de la inauguración de la exposición. Para poder interpretar la pieza, la escultura se colocó en el centro de los cuatro percursionistas, todos ellos estudiantes de la Guildhall School of Music and Drama.

La pieza, como todas las obras de Earles Brown, está caracterizada por ser una open form (“forma abierta”), es decir por articularse en varias partes cuyo orden de interpretación se deja a la libertad del director de orquesta, con lo que, esencialmente guarda muchas semejanzas con las obras de Calder: formas únicas, libres e irrepetibles.

TOPTAPA ok7
Notas de Earle Brown para la representación de la Calder.
Photo Credit: Earle Brown Foundation.

metalocus_calder-tatemodern-exhibit_16_1024

Earle Brown con el Chef d’Orchestre de Calder.
Photo Credit: Earle Brown Foundation.

7. El artista estudió ingeniería mecánica

A pesar de que el artista llevaba el arte en sus genes – sus padre y sus abuelos eran escultores y su madre pintora – al iniciar su carrera, Calder se decantó por la ingeniería. No fue hasta el año 1923, que empezó a estudiar arte en la Art Students League de Nueva York.

TOPTAPA ok9
Alexander Calder, sin título, 1937
Photo credit: Tate Modern

8. El escultor participó en el Pabellón de la República Española en la feria Internacional de París

Con motivo de la Exposición Universal de París de 1937, Alexander Calder creó la Fuente de mercurio para el Pabellón de la República Española. Los arquitectos Josep Lluís Sert y Luis Lacasa fueron los responsables de la construcción del pabellón, que pretendía mostrar los aspectos más destacados de la cultura española. Se expusieron, entre otras obras, el Guernica, de Picasso; El segador (payés catalán en rebeldía), de Joan Miró, y La Montserrat, de Julio González. Calder fue el único artista extranjero invitado.

La Fuente de mercurio representaba un paso adelante en las investigaciones sobre el movimiento en escultura. Con esta pieza, Calder quiso rendir un homenaje al pueblo de Almadén –que entonces producía el sesenta por ciento del mercurio mundial–, duramente hostigado por las tropas franquistas durante la guerra civil española. Alexander Calder, en testimonio de la amistad que le unía a Joan Miró, donó la pieza a la Fundació. En la exposición pueden verse fotografías de la fuente.

fewgew2

9. Calder retrató en alambre a su amigo Joan Miró

En la exposición puede contemplarse el retrato que el artista hizo de Joan Miró, íntimo amigo suyo, quien también tuvo una profunda influencia en su obra. Se trata de una obra figurativa realizada en alambre en 1930 y está expuesta junto a otros ‘dibujos en el aire’ de aquella época, tal como el mismo los describe, de otros amigos suyos como Fernand Léger.

miro-calder

10. Brasil fue uno de los destinos que más inspiró al artista

La exposición finaliza con Black Widow, un gigantesco móvil donado al Instituto de Arquitectura de Brasil en el año 1948, expuesto por primera vez en la historia fuera de Brasil. La obra metálica, de cuatro metros de alto y 19 piezas suspendidas la una en la otra, es un claro ejemplo de cómo su arte en movimiento se volvió global después de la Segunda Guerra Mundial y llegó a servir como una metáfora visual de un orden social nuevo y libre.

Calder estaba fascinado por la cultura brasileña. Pasó largas temporadas en el país  y participó en las Bienales de Sao Paulo en 1951 y 1953. En sus estancias desarrolló importantes relaciones con la élite intelectual brasileña como Lina Bo Bardi, Roberto Burle Marx, John Dos Passos, Rino Levi, o la escultora Maria Martins.

TOPTAPA o090

Black Widow, 48
Photo credit: Tate Gallery

Foto de portada: Alexander Calder in his Roxbury studio, 1941
Photo credit: Calder Foundation, New York / Art Resource, NY

Si te ha gustado este post, repasa la primera parte haciendo clic aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Bisazza lanza nuevas decoraciones de mosaico con cristales Swarovski.

teaser-marta-caro-directora-creativa-the-line-the-apartment-ny-entrevista-gente-slowkind-diario-design-logo-sponsor

Empieza el 2017 con lo más cool de Nueva York, la ciudad de las oportunidades.

coworking-latermica

Primer #FF de septiembre: H&M Home, Gustav Klimt, INT2architecture y La Térmica.

DrielyS-3738.0-PORTADA

Cemento y agua en Williamsburg, lo más hipster de NYC.