Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Las ‘bestias de la playa’ de Theo Jansen, por primera vez en España.

El pasado 23 de octubre se inauguró en el madrileño Espacio Fundación Telefónica la exposición Theo Jansen. Asombrosas Criaturas, en la  que se mostrarán trece de las esculturas cinéticas de este artista holandés. La exhibición, que se puede visitar hasta el 17 de enero, refleja la evolución biológica de las ‘bestias de playa’, desde la primera creación en 1990 hasta las más actuales y evolucionadas.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (1)

Este artista holandés nació en 1948 en los Países Bajos, en un pequeño pueblo costero junto a La Haya. Su formación académica es técnica, ya que estudió Física en la Universidad de Tecnología de Delft, y es en esa época cuando descubre su vocación artística y realiza sus primeras obras. En 1986 lee El relojero ciego del zoólogo británico Richard Dawkins, que influirá decisivamente en su pensamiento y, a partir de ahí, quedará fascinado por la teoría de la evolución y la selección natural de las especies.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (5)

En 1990, Jansen, inspirado por una noticia sobre el impacto del calentamiento global en la subida del nivel del mar, escribe una columna en el diario holandés Volkskrant, donde fantasea con crear una nueva forma de vida capaz de levantar diques en las playas de Holanda para proteger las costas del país de posibles inundaciones.

Aunque termina descartando esta idea, éste sería el punto de partida creativo de las strandbeest o bestias de playa, unos seres que, impulsados por el viento, irían cobrando vida y autonomía. La aparición en 2007 de una de sus criaturas en la televisión, dentro una campaña publicitaria de automóviles, dio fama internacional a la obra de Jansen, que ha sido expuesta en museos de todo el mundo. A partir de este momento, estas nuevas formas de vida artificial serán el leit motiv de Jansen y ocuparán el centro de su trabajo con el objetivo principal de hacerlos caminar y que se conviertan en autosuficientes.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (6)

A lo largo de más de 20 años, el artista ha ido creando nuevas bestias cada vez más evolucionadas y experimenta con ellas en las playas ventosas de Holanda con el objetivo de que se conviertan en autónomas y le sobrevivan.

Fusión de arte e ingeniería, sus esculturas cinéticas se mueven a través de complejas estructuras compuestas de tubos y botellas de plástico. El tubo o manguera de plástico utilizado como aislante en las instalaciones eléctricas, resistente y ligero, se convertirá en la base estructural de sus criaturas, que poco a poco van adquiriendo la forma de esqueletos de animales o de insectos gigantes.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (3)

El funcionamiento básico de estos seres gigantes se compone de unas alas de tracción, que activadas por el viento y unidas a un cigüeñal accionan el movimiento de las patas. Su esquema de trabajo es siempre el mismo. Cada año desarrolla un ser nuevo, que hereda las virtudes del anterior y las perfecciona. Cuando está listo experimenta el movimiento con él en las playas cercanas a su estudio durante el verano. Después de un año de vida y varios meses a la intemperie, las hace regresar al taller y las convierte en lo que denomina “fósiles” y empieza de nuevo a desarrollar otra criatura que mejora la especie anterior.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (4)

El método de trabajo de Jansen y el proceso de evolución de sus criaturas han permitido al artista crear una gran familia de más de 40 bestias y establecer siete periodos evolutivos en función de los avances de la ‘especie’. Los nombres de sus bestias de playa se componen siempre de la palabra animaris, que es una corrupción del latín que alude a su condición de bestia o animal y a su hábitat natural por la proximidad al mar.

theo-jansen-fundacion-telefonica-madrid (8)

Gluton o periodo de la cinta adhesiva (1990-1991), Chorda o periodo de la cuerda (1991-1993), Calidum o periodo del calentamiento (1993-1994)… son algunas de las etapas de la obra de este artista. Ahora puedes conocer su trabajo de cerca si visitas la exposición Theo Jansen. Asombrosas criaturas, o si participas en las actividades educativas que se han organizado para todo tipo de públicos. Además, se han desarrollado recursos educativos descargables en la web para profundizar en la muestra.

Espacio Fundación Telefónica

Theo Jansen. Asombrosas criaturas

Del 23 de octubre de 2015 al 17 de enero de 2016.

Planta 3

calle Gran Vía, 28 (entrada por la calle Fuencarral, 3)

28004, Madrid

Teléfono: +34 915808700

espacio.fundaciontelefonica.com

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. petergiovanni@gmail.com

    Es muy hermoso, un concepto único, para mi es enriquecedor, lastima no tener la oportunidad de verlo, no hay dinero. Ojala vinieran a Colombia.

Artículos relacionados

In Orbit: girar y sentirse cómo un hámster en una rueda de siete metros amueblada.

Peg-it-all de Kreisdesign: un renovado tablero de taller para ordenar la casa.

Presentación de “THE”, del ilustrador japonés Yoshi Sislay, 11 de mayo en Valencia

Relajarse como recompensa: Tortuga, de Sancal.