Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Caves Llopart: domesticar lo industrial en una bodega centenaria.

Llopart es una bodega familiar de Sant Sadurní d’Anoia que se dedica a la producción de vino y cava desde el año 1887. Su situación geográfica es privilegiada, pues corona una montaña desde donde se puede contemplar el peculiar y mágico perfil de la montaña de Montserrat. La zona de acceso al público, dedicada a la degustación y cata, luce ahora actualizada por el tándem Isern Serra y Sylvain Carlet. Ambos han conseguido, como afirman, “domesticar lo industrial” y crear un nuevo entorno, muy cálido, que potencia la atractiva presencia del exterior.

Descubre otras bodegas en diarioDESIGN.
Más proyectos de Isern Serra y Sylvain Carlet en diarioDESIGN.

A raíz de su 125 aniversario, la propiedad de Caves Llopart quiso crear un nuevo espacio de degustación para potenciar las visitas guiadas a las cavas.

Caves Llopart 1b

Así, el encargo realizado a Serra y Carlet se tradujo en mejorar la fachada y la zona exterior, en rediseñar la sala de recepción y en la creación de la nueva sala de degustación, reconvirtiendo para ello una parte del antiguo almacén.

Caves Llopart 09

La primera decisión fue la de potenciar la relación entre lo antiguo y lo nuevo a través de tres grandes aberturas que unen la nueva sala con la recepción y por las que se contempla la montaña de Montserrat. Para enfatizar la unidad de todo el espacio, se optó por un pavimento continuo.

Caves Llopart 6

El objetivo de los diseñadores se centró en crear unos espacios honestos y austeros con materiales nobles y naturales. Para la sala de degustación se pensó en un gran fondo de listones de madera (castaño) que recubren las paredes y el techo, tamizando así la luz de una claraboya ya existente, a la vez que mejora la acústica de la sala. En ella descansa un antiguo grabado de la familia Llopart. El sello de su marca. En sección, esta pared de listones tiene una inclinación que recuerda a la forma del tejado de una casa. Ello se hizo para darle un punto más cálido y más humano, que contrastase con la naturaleza del edificio. En definitiva, domesticar lo industrial.

Caves Llopart 08

El nuevo espacio se organizó partir de una gran mesa de degustación diseñada a medida y fabricada con tablones también de madera de castaño. Sobre ella, un conjunto de lámparas ayudan a fijarla en el espacio.

Caves Llopart bis

Esta mesa está inspirada en el concepto de mesa básica. Un sobre y unos caballetes pero jugando con su dimensión: un acabado semi-pulido y el grosor del tablero macizo la dotan de una gran nobleza natural.

Cabes Llopart 10

A uno de los lados de la mesa, sirviendo de exposición para las botellas de cava, se diseñó y construyó una gran estantería arquitectónica de chapa de hierro negro, sin fondo, con un juego de contraluz, que, a su vez, genera un pasillo para la circulación de las cajas del cava. Para iluminar la estantería se colgó un carril con foco Imag, de la firma Lamp.

Caves Llopart 4b

Al otro lado de la mesa se sitúa la cocina con un cerramiento de cristal con un juego de despieces y unos cristales armados que tamizan la visibilidad.

Para la recepción se quiso crear un espacio limpio y funcional que fuese capaz de gestionar los grandes grupos de visitantes. Por eso se estudió muy bien las circulaciones y se decidió ubicar el mostrador en un lateral junto a las oficinas. Un mostrador diseñado a medida de hierro negro con un tablón de madera para apoyar las cajas de cava le da un detalle más humano.

Caves Llopart 05

Para tamizar la visión a las oficinas se creó un fondo de listonado vertical con el mismo acabado que la sala. Al otro lado de la sal un gran banco corrido de castaño macizo estructura el espacio y une los diferentes usos del espacio. Escapara, espera y exposición.

Se dejó la pared vista de hormigón armado pues era un acabado “tal cual” de la arquitectura del espacio, y se optó por dar en el techo y las nuevas paredes un acabado de mortero a la cal muy usado en la zona.

Caves Llopart13 copia

Para la iluminación de la sala se diseñó un perfil de hierro negro con una fuente de iluminación LED, que aporta una nota contraste y un punto de innovación con el hormigón y los demás materiales naturales.

Caves llopart paisaje

Ficha técnica
Diseño: Isern Serra y Sylvain Carlet
Gráfica: Josep Mª Queral

Constructora: Big Grup
Carpintería: Fusteria J Vidal
Fotografías de Jaume Queral.

 

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Aires urbanos y domésticos conviven en el nuevo restaurante madrileño Gust.

Nuevo concurso para estudiantes de arquitectura sobre vivienda social y sostenible “Houses for change”

Evocación mediterránea en Henna Morena, nuevo showroom de cosmética natural en Barcelona.

Tintin, un viejo almacén de Berlín reconvertido en restaurante.