Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El barcelonés Mercat del Ninot cambia de piel: una obra de Josep Lluis Mateo.

Barcelona ha reinaugurado recientemente uno de sus mercados emblemáticos, el del Ninot, cuya rehabilitación firma el estudio Mateo Arquitectura. Sin alterar su bellísima estructura, sus instalaciones y sobre todo las superficies que lo cierran se han actualizado para lograr una mayor practicidad y convertirlo en una cómoda y amplia “plaza cubierta” para un uso adecuado al siglo XXI.

Más proyectos de Josep Lluis Mateo en diarioDESIGN.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura

Dice Josep Lluis Mateo que “el mercado, desde sus orígenes, es una gran plaza cubierta”. Su remodelación del Mercat del Ninot de Barcelona, un mercado clave en la red de distribución de alimentación de la ciudad por su localización central y confluyente, ha preservado la bella estructura metálica y su peculiar volumetría. Debajo, se ha vaciado el terreno para introducir los nuevos servicios complementarios a la venta: logística, aparcamiento, instalaciones.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (7)

La intervención del arquitecto se ha centrado en 4 puntos claves: mantener la impresionante estructura existente, mejora de los accesos, rediseño de fachadas y cubiertas y aprovechamiento del subsuelo.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (10)

Así, una de las primeras decisiones de Josep Lluís Mateo en este proceso fue mantener la característica estructura metálica del mercado, formada por tres cuerpos donde el central se encuentra más elevado que los dos laterales, para favorecer la ventilación y la entrada de luz.

“No cambiamos el volumen que se percibe, cambiamos las superficies que lo cierran, para mejorar las condiciones de uso y espaciales” señala Mateo. Controlar la entrada de luz y organizar el espacio urbano adyacente, con la presencia integrada de las paradas exteriores, han sido otros de los pilares de este proyecto.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (6)
Los accesos se han reorganizado adaptando el suelo a las distintas cotas para eliminar los cambios de nivel existentes, lo que ha generado un espacio unificado de accesos en el hall principal.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (14)

Este gran espacio–hall, abierto en la calle Mallorca, recibe al visitante. Se trata de una moderna plaza de acceso a esta “ciudad virtual” del comercio. Desde este hall, el usuario obtiene una visión general del mercado.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (5)

El espacio interior, bañado por la luz lechosa que se filtra del exterior, bulle de actividad. Tanto las fachadas como la cubierta se han rediseñado para permitir la entrada de luz natural desde el exterior sin dejar pasar la radiación solar directa, que podría dañar los alimentos. Esto se consigue gracias a un sistema de lamas perforadas, que regula la entrada de luz.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (4)
Por otro lado, las fachadas laterales han integrado las paradas exteriores, que ya no sobresalen ocupando gran parte de la acera. En el exterior, las pieles con las que se ha recubierto la estructura existente se abren siempre al acercarse al suelo, “desplegando” su individualidad y ofreciendo sus mercancías.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (8)
Para adaptar el mercado a las necesidades actuales de logística e instalaciones se recurrió al vaciado del subsuelo, generando dos plantas subterráneas que albergan el parking, un área de auto-servicio, muelle de carga y almacenes. Con la creación de este nuevo espacio, la estructura quedó elevada, por lo que fueron necesarias labores de cimentación.

Mercat del Ninot Mateo Arquitectura (9)
Por último, el nuevo Mercat del Ninot se relaciona con la ciudad comunicando visualmente su uso. Para ello, también, se ha buscado que las calles y las plazas ganadas con la remodelación sean también lugares de intercambio, y no solo de paso.

Puedes ver el resultado de la remodelación en este video.

Fotografías de Adrià Goula, cortesía de Mateo Arquitectura.

 

Ficha técnica

Arquitecto: Josep Lluís Mateo
Cliente: IMMB-Institut Municipal de Mercats de Barcelona
Ubicación: Calle Mallorca 135, Barcelona
Construcción: 2010-2015
Superficie: 16.184 m2
Instalaciones / Concepto Energético / Estudio de valoración de costes / Seguridad y Salubridad: Mur Garganté
Estructuras: BOMA

Más info: www.mercatdelninot.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Convertir una casa habitada en un showroom interactivo; la revolución de LAGO llega a España.

El mejor diseño de la semana en nuestro #FF: LaSelva, Nude 2015, CEBRA y Andrew Franz.

Masdar Institute de Foster + Partners, arquitectura sostenible en Abu Dabi.

El estudio CuldeSac pisa fuerte en Madrid con Glent.